Tuve la oportunidad de hablar con ellos y los puedo mirar a la cara, eso es lo que me llevo". Después fueron sucediendo cosas que no está dentro de lo que uno piensa. Hay diferencias que siempre se marcan, pero yo he dicho lo que pensaba. Battaglia y su visión sobre la obsesión por la Libertadores"Sabemos que la Copa se ha convertido en una obsesión, en algo realmente obsesivo. Y los procesos y los proyectos son difíciles de mantener y de sostener en el tiempo.

“Fue un camino muy largo, a pesar de que estuvimos menos de un año”, va a decir Sebastián Battaglia tras ser despedido de Boca. Una buena metáfora de su paso por el Xeneize.

Todo fue como un rayo. Saltó desde el banco para reemplazar al desgastado ciclo de Miguel Angel Russo el 24 de julio del año pasado. El equipo mostró otra cara, algo de frescura y siguió adelante. Ganó dos títulos, salió victorioso en ocho de nueve “mata-mata” (cinco por Copa Argentina, tres por Copa de la Liga y la caída en Libertadores), superó a River en el Monumental, atravesó varias tormentas con el consejo de fútbol y, finalmente, fue despedido en la noche del miércoles tras quedar eliminado en la Copa Libertadores, el Tendón de Aquiles de todos los técnicos Xeneizes, de Bianchi (con la excepción de Russo en 2007), hasta acá.

En su último acto como técnico de Boca, este jueves por la mañana, Sebastián Battaglia visitó el Predio de entrenamiento del club en Ezeiza para despedirse del plantel y terminar de cerrar su ciclo de la manera más prolija. Después de saludar a los jugadores que dirigió hasta ayer a la tarde, el ya exDT del Xeneize caminó tranquilamente por el sendero que lleva hasta la salida del complejo deportivo junto a su ayudante de campo, Juan Krupoviesa, y al preparador físico, Zacarías Gaggero.

Battaglia subió a su camioneta Mercedes blanca y manejó desde el playón hasta la salida. Y otra vez frenó gentilmente para atender a la prensa, como lo hizo hace 24 horas cuando irrumpió en un móvil, mucho más nervioso. El hombre que fuera el máximo ganador como jugador en Boca se mostró tranquilo, de buen semblante. Tanto, que decidió bajar de su vehículo para charlar mejor con los periodistas.

“He sido siempre muy leal”, fue una de las frases que quiso resaltar Battaglia ante los micrófonos, resaltando su condición humana y atento a cuidar las formas, Tratando de no generar una polémica , también, respecto a su desvinculación de la institución.

El ahora ex entrenador contó que no le dieron explicaciones sobre la decisión, pero tampoco las pidió, y hasta agradeció a la dirigencia, encabezada por Juan Román Riquelme, por darle la oportunidad de estar al frente del equipo.

¿Cómo le comunicaron que no sería más el DT de Boca? Así lo contó: “Como sabrán, ayer se me comunicó que no voy a estar más al frente del primer equipo y respeto la decisión. Hoy vinimos sólo a despedirnos del plantel”.

La duda que surge es si el despido de Battaglia llega por la eliminación de la Copa Libertadores, tras dirigir a Boca en 57 encuentros y ganar la Copa Argentina y la Copa de la Liga o por los dichos posteriores tras el partido con Mineiro donde le reprochó al consejo de fútbol por cómo llevó adelante las negociaciones para incorporar jugadores, incluso al no retener al Toto Salvio que salió del club en medio de la serie.

Estas fueron las palabras: “No me explicaron, simplemente se tomó la decisión que uno la respeta. Para eso están los que toman decisiones. He hecho cosas buenas, me llevo todo eso”.

Ante la repregunta sobre la cuestión (si fue despedido por sus dichos en la conferencia o por lo deportivo), Battaglia continuó sin romper el protocolo y buscando una salida del club acorde a su historia: “Lo de la conferencia se fue más allá de lo que realmente fue, porque ninguno de los jugadores me manifestó nada. Tuve la oportunidad de hablar con ellos y los puedo mirar a la cara, eso es lo que me llevo”.

Cómo reaccionó Battaglia: “No pedí explicaciones, simplemente estaba agradecido, a los jugadores por el esfuerzo que hicieron y a la gente porque siempre da su apoyo. Me voy conforme con lo que fue esta etapa, dándole dos títulos y dos estrellas a la institución. Me llevo todo eso”.

Lo más curioso fue el punto de encuentro de la reunión donde lo despidieron. “¿Fue en una estación de servicio?”, le preguntaron. Battaglia sonrió y dijo: “Fue así, se dio de esa manera”.

Qué dijo Battaglia de Riquelme

La salida de Battaglia es traumática porque, más allá de que se haya juntado con los integrantes del consejo en su última charla, el que le pide la renuncia es nada menos que Juan Roman Riquelme. Técnicamente, el máximo ídolo de la historia de Boca le pidió la renuncia al máximo ganador.

Lejos de los rencores, Battaglia tuvo una salida elegante a la hora de hablar de JR: “Le estoy agradecido. Me ha dado la posibilidad en el club. Después fueron sucediendo cosas que no está dentro de lo que uno piensa. Ha habido diferentes opiniones dentro de este ciclo y yo he sido siempre muy leal, agarrado a mis valores y tengo mis pensamientos. Hay diferencias que siempre se marcan, pero yo he dicho lo que pensaba.

Battaglia y su visión sobre la obsesión por la Libertadores

“Sabemos que la Copa se ha convertido en una obsesión, en algo realmente obsesivo. Y los procesos y los proyectos son difíciles de mantener y de sostener en el tiempo. Me voy muy conforme, hemos dejado dos estrellas a la institución… la Copa Libertadores fue un partido que me sentí identificado (con lo que dejó el equipo). Nos tocó quedar afuera por penales, algo que nos ha dado muchas satisfacciones. A veces es difícil mantener proyectos y trabajo a largo plazo”.

“Desde el 2007 que no se gana la Copa, han pasado un pasado un montón de entrenadores y nadie tiene la fórmula. Siempre termina pagando el entrenador y son las reglas del juego”.

Battaglia: “Los puedo mirar a la cara a todos”

Con un semblante calmo y sin reproches, Battaglia se fue tranquilo del predio. ¿Qué se lleva de este paso por Boca?. “Puedo mirarlos a la cara a todos y decirles lo que vivimos, agradecerles el esfuerzo que hicieron. Y sé que el día de mañana me puedo cruzar con cualquiera e ir a saludarlo, como pasó hoy y como va a ser siempre. Eso me lleva, la lealtad que he tenido con todos”.

Por último, Battaglia le dejó un mensaje “a la gente”, apuntando obviamente al hincha de Boca: “Palabras de agradecimiento a la gente, siempre alentaron. La eliminación nos duele a todos. Yo lo he vivido en mi etapa de jugador, me ha tocado ganarla y me ha tocado quedar eliminado. Les agradezco por el cariño que me brindaron”.

El DT eligió no exteriorizar su autocrítica, tampoco reproches, sabe que se podrían haber hecho algunas cosas de otra manera, pero se lo llevó consigo mismo: “No llegamos al año pero ha sido un camino largo, con momentos buenos y momentos malos. El mundo Boca es muy diferente como entrenador a como jugador”.

¿Si sueña con volver? “Es difícil pensar en eso, estoy desde chico acá y hoy me toca cerrar una etapa. Le deseo lo mejor al que venga a Boca”.

Leave a Reply