Todo ocurre en el contexto de las internas en el oficialismo gobernante. “Charlamos con él, estamos interesados en que se sume”, comentaron desde el angelicismo, mientras el Tano disfruta de vacaciones en Europa. Maximiliano Ferraro pidió "ejemplaridad" en el oficialismo y en la coalición opositora. Lo hizo en el programa de Viviana Canosa, pero ya lo venía diciendo en privado. Y además, en la misma emisión, sumó a Vidal al lote de los candidatos a presidente por el Pro para el año próximo.

Algunos podrían definirlos como gestos de complicidad en tiempos turbulentos. Otros, como un ejercicio de catarsis ante una coyuntura complicada. Todo ocurre en el contexto de las internas en el oficialismo gobernante. Lo cierto es que los chats privados entre funcionarios del gobierno de Alberto Fernández incluyen por estos días referencias irónicas sobre la realidad, incluso sobre las decisiones del Presidente o, simplemente, sobre los errores de la gestión que se convierten en grandes problemas de comunicación.

Según fuentes bien informadas, una de las más activas en uno de los chats informales que nuclean a ministros y funcionarios de alto rango es la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien suele apelar a memes como el que dice “finjamos demencia, sigamos adelante” , cada vez que la situación lo amerita.

Otro meme bastante utilizado en las conversaciones confidenciales, sobre todo entre funcionarias que tienen un chat denominado Mujeres Gobernando, es aún más fuerte: una persona –imposible identificar su género– se tira por la ventana de modo intempestivo.

Mujeres Gobernando es un “colectivo de políticas argentinas que trabaja, milita y gestiona por la igualdad, la paridad, el fin del las violencias y del patriarcado”, según indican en su Twitter oficial Instagram

La exconsejera presidencial y funcionaria del Ministerio de Ambiente Cecilia Nicolini, la portavoz Gabriela Cerruti y la secretaria legal y técnica, Vilma Ibarra, son otras de las participantes del colectivo de Mujeres Gobernando que utilizan el chat como modo de comunicación, al igual que la ministra de la Mujer, Elizabeth Gómez Alcorta, o la asesora presidencial Dora Barrancos. “Es una manera de compartir momentos buenos y otros no tanto” , comentaron otras participantes del espacio virtual, que muchas veces recurren al humor ante la imposibilidad de hacer frente a complicadas situaciones de la gestión del Gobierno.

Una de ellas ocurrió el martes, cuando el Presidente llegó sin aviso previo a la reunión del PJ en la calle Matheu, sin que ningún funcionario cercano (con la salvedad, tal vez, de su secretario general, Julio Vitobello) hubiera podido anticipar la jugada. “Los periodistas que estaban ahí haciendo guardia tuvieron suerte”, se quejaba un colaborador presidencial en la fría mañana del miércoles 25, sin poder creer del todo los golpes de timón del Presidente y sus funcionarios más cercanos.

Leave a Reply