Dolar Se Pico

Sube el Dolar Libre Tras Anuncios Económicos

Sin embargo, la tendencia para los próximos meses podría modificarse según los especialistas. "Eso si va a ser un driver para que se acelere la baja de precios de los commodities", pronosticó. Por el contrario, la soja y el trigo retrocedieron en lás ultimas jornadas a mínimos de un mes, en medio de expectativas más favorables para la siembre en EEUU. Por su parte, Manoukian expresó que "en un contexto en que el BCRA deberá captar las divisas provenientes principalmente del agro en un contexto de reservas netas escasas, el panorama genera interrogantes en el horizonte". Por ende, si los commodities rebotan a la baja, aparecerían presiones devaluatorias para las monedas de la región.

Luego de subir la tasa por primera vez en marzo, el banco central de EEUU determinó recientemente un nuevo incremento de medio punto porcentual, algo que no sucedía desde el 2000.

En paralelo, el índice dólar, que compara al “billete verde” con otras monedas representativas en el mundo, viene anotando reiterados máximos de 20 años, debido al flujo de los inversores hacia activos considerados seguros, un comportamiento conocido como “fly to quality”.

Sin embargo, durante los últimos meses los commodities también se dispararon a récords en muchos años, una situación inusual para períodos de fortalecimiento del dólar.

“Parte de esta dinámica dispar se asocia a la reciente escalada bélica entre Rusia y Ucrania, problemas climáticos en Sudamérica y la búsqueda de cobertura frente a una inflación internacional acelerándose. Todo esto montado sobre una tendencia previa a la guerra, dada por la recuperación económica global, acompañada por problemas en la oferta y mayores costos de insumos”, explicó a Ámbito el economista de Ecolatina, Santiago Manoukian.

Sin embargo, la tendencia para los próximos meses podría modificarse según los especialistas. Leandro Ziccarelli, especialista en finanzas e integrante del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), advirtió que el “tema ahora es que la Fed puso segunda y en tres meses pone tercera (va a empezar a vender bonos del tesoro en junio y a duplicar el ritmo en septiembre)”. “Eso si va a ser un driver para que se acelere la baja de precios de los commodities”, pronosticó.

Con una mirada similar, Manoukian sostuvo que una Fed más dura “contribuirá a un mayor fortalecimiento del dólar, al mismo tiempo que puede provocar un deterioro en las expectativas globales que eleven la aversión al riesgo y terminen impactando sobre los precios de las commodities”.

En la última semana, el precio internacional del petróleo ganó 6% en EEUU. Pese a los temores sobre la desaceleración del crecimiento económico, por el momento parecen seguir teniendo más influencia las consecuencias del conflictó bélico en Europa del Este.

La Unión Europea consideró hace días un embargo sobre el petróleo ruso como parte de su paquete de sanciones más duras contra el gobierno de Vladimir Putin, lo cual podría seguir afectando la oferta de crudo.

Por el contrario, la soja y el trigo retrocedieron en lás ultimas jornadas a mínimos de un mes, en medio de expectativas más favorables para la siembre en EEUU.

El futuro de los granos y de la energía es incierto, pero si finalmente se dan las bajas, esto tendría un impacto sobre distintas variables económicas en Argentina.

“Nos pegaría mal por la balanza comercial (que no tiene hoy un colchón tan grande), pero bien para ponerle un piso más bajo a la inflación importada”, detalló Ziccarelli.

Por su parte, Manoukian expresó que “en un contexto en que el BCRA deberá captar las divisas provenientes principalmente del agro en un contexto de reservas netas escasas, el panorama genera interrogantes en el horizonte”.

Dante Ruggieri, Productor de Invertir en Bolsa (IEB), recordó a este medio que muchos países exportadores de materias primas tuvieron una apreciación de su moneda producto de la suba de commodities, como sucedió en Brasil. Por ende, si los commodities rebotan a la baja, aparecerían presiones devaluatorias para las monedas de la región.

Esto se suma a otros factores que presionan sobre el valor del dólar en Argentina, agregó Ruggieri, como el déficit fiscal, la emisión monetaria y la elevada inflación que genera atraso en el tipo de cambio.

“Mientras el Gobierno no tenga un plan donde se tomen medidas estructurales con el objetivo de mejorar los términos de intercambio y se pauten políticas que favorezcan la acumulación de reservas, el público seguirá refugiándose en un dólar libre que en términos reales se encuentra en niveles altos. Se vuelve de vital importancia que el BCRA sea proactivo en el armado de condiciones que le permita acumular reservas para que el dólar financiero desacelere las presiones alcistas de corto plazo”, sentenció.

Leave a Reply