Dólar Soja. Los granos son la clave para el ingreso de divisas a la Argentina.Para comprender mejor la dinámica observada en la jornada de ayer, vale la pena recalara en las siguientes cuatro claves.

En el primer día de vigencia del nuevo esquema cambiario diferencial para la exportación de soja, Sergio Massa parece haber comenzado a resolver uno de los nudos gordianos de la golpeada estructura económica argentina.

En efecto, en solo una jornada el campo comprometió la liquidación de mas de 1.000.000 de toneladas de soja, lo que equivale al 55% de lo que se liquidó en todo el mes de agosto. Es evidente que el sector esperaba un gesto de este tipo para ingresar la liquidación de los granos, y que de mantenerse la tendencia, se alcanzará un buen colchón de reservas en el Banco Central de cara al último trimestre del año.

Para comprender mejor la dinámica observada en la jornada de ayer, vale la pena recalara en las siguientes cuatro claves.

Clave 1: La ecuación de los sojeros

Era un reclamo del sector rural desde hace meses: con un tipo de cambio oficial a $145 y descontando el 35% de retenciones, hasta la semana pasada quienes vendían la soja recibían un dólar de $94,25 por cada tonelada, frente a un tipo de cambio financiero en torno a los $280.

El nuevo esquema que ofrece un tipo de cambio diferencial de $200 a los exportadores que liquiden sus granos durante septiembre, genera una vez descontadas las retenciones un retorno de $130 por cada tonelada de soja, lo cuál hace mucho más atractiva la ecuación.

Clave 2: La liquidación de granos

El Ministro Sergio Massa anticipó al momento del anunció que se esperaba una liquidación equivalente a u$s 1.000 millones en las primeras 72 hs, y de aproximadamente u$s 5.000 millones durante el mes de septiembre. Los datos que surgen de la primera jornada en que el esquema está vigente, parecen confirmar el pronóstico.

Anuncio. El Ministro de Economía Sergio Massa anticipó que el Dólar Soja significaría el ingreso de al menos u$s 5.000 millones.

En el gobierno insisten en que el campo mantiene aún más de 20 millones de toneladas de soja sin liquidar. Si el dato tiene asidero, implica que existe un amplio margen para que el ingreso de divisas a las arcas del Banco Central se sostenga a lo largo del mes de septiembre. Especialistas del sector indican que el gobierno buscó ser cauto respecto a la meta trazada con la medida, pero que el ingreso de reservas por u$s 5.000 millones podrían superarse largamente hasta fin de mes.

Clave 3: El dólar Blue

En la primera jornada de vigencia del nuevo esquema cambiario diferencial para la soja, el dólar blue se desplomó $15 y cayó hasta los $270, un valor que no se registraba desde mediados del mes de julio.

Al indagar sobre las causas por las que cae el precio del Blue, resulta que el mercado cambiario paralelo es simplemente una caja de resonancia del conjunto de restricciones que se mantienen vigentes en el acceso a las divisas. En este sentido, la liquidación de granos supone de inmediato una mayor oferta de divisas en los canales oficiales, y por lo tanto eso reduce el volumen de negocio en el paralelo, lo cuál impacta en la cotización.

Pero sobre todas las cosas, el Dólar Blue bien podría llamarse «Dólar Expectativas». Si existe mayor flujo de divisas en los canales oficiales y se engrosan las reservas del Banco Central, entonces existen menos motivos para esperar una devaluación del tipo de cambio oficial, y eso descomprime la demanda en el dólar paralelo.

Clave 4: ¿Puede seguir bajando el Blue?

La pregunta del millón por estas horas es si el tipo de cambio paralelo se estacionará en los $270 que se registraron ayer, o podría retroceder todavía un poco más.

A priori resulta ostensible que de continuar la tendencia registrada en la jornada de ayer en cuanto a la liquidación de granos, el dólar blue pudiese bajar todavía un poco más. Los analistas de la city ya ubicaban los pronósticos en torno a $260/265 para el fin de esta semana.

El Dólar Blue bien podría llamarse «Dólar Expectativas». Con más oferta en los canales oficiales existen menos motivos para esperar una devaluación del tipo de cambio oficial, y eso descomprime la demanda en el dólar paralelo.

No obstante, vale tener en cuenta que el nuevo mecanismo de tipo de cambio diferencial para la liquidación de granos, tiene fecha de caducidad. Implica que el actual escenario de liquidez en dólares no durará para siempre, y que de acuerdo a cómo continúe el esquema a partir de octubre, el tipo de cambio paralelo podría volver a cobrar impulso desde el mes que viene.

Al respecto es determinante la política. Es de esperar que promediando el mes de septiembre y en base al éxito o no del esquema, el diálogo entre el campo y el gobierno genere la posibilidad de prorrogar el mecanismo de Dolar Soja a $200 durante el mes de octubre. También será clave el resultado de la gira que Sergio Massa acaba de emprender por EEUU, donde el Ministro de Economía espera abrochar el desembolso pendiente del BID por u$s 800 millones, y el acuerdo con dos fondos de inversión por otros u$s 3.000 millones.

Dato 1.000.000 Las toneladas de soja que se pactaron como liquidación en la primera jornada de vigencia del nuevo esquema cambiario diferencial para el campo.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.