"Nosotros desde el Gobierno de la Ciudad siempre pregonamos el diálogo constructivo y el respeto entre las diferencias”, apuntó. Los se dieron un fuerte abrazo y charlaron unos minutos antes de sentarse en sus mesas y en medio de la interna que vive Juntos por el Cambio con el factor Javier Milei. A cada paso, los hombres y las mujeres de negocios buscaban dialogar con el funcionario albertista sobre el rumbo económico. De manera elegante, evitó hablar de la interna de la coalición gobernante y se concentró en los motivos del evento, con frases directas para la ocasión. “Somos conscientes de la inflación, es un problema que tenemos y que es mundial”, dijo el funcionario en declaraciones televisivas.

La cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) reunió a miembros del gabinete nacional, gobernadores, hombres y mujeres de negocios, y gremialistas en el Centro de Convenciones (CEC) de Buenos Aires, donde hubo tiempo para la rosca, los saludos afectuosos y charlas sobre el rumbo económico.

Alberto le respondió a Larroque: “Yo no soy el dueño del Gobierno, nadie es dueño del Gobierno”

Los comensales llegaron al evento sin saber cuál de las cinco largas mesas iban a ocupar. El dirigente industrial José Urtubey, que ofició de anfitrión, repartió abrazos y les dio una cordial bienvenida.

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, dijo que la cena del Cippec representa “uno de los eventos más relevantes de la Argentina, donde los actores más importantes de la Argentina comparten distintas visiones, experiencias”. “Nosotros desde el Gobierno de la Ciudad siempre pregonamos el diálogo constructivo y el respeto entre las diferencias”, apuntó.

También podés leer Veinte empresas deciden qué comen y a qué precio 45 millones de personas

Uno de los pesonajes más fotografiados durante la noche fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien la semana pasada confirmó que será candidato presidencial en 2023, aún cuando tenga que medirse en las PASO con su exjefe Mauricio Macri. El alcalde se mostró distendido y sonriente. Durante el evento, se encontró con el gobernador radical Gerardo Morales, otro de los dirigentes que no esconde sus intenciones de pelear por la Presidencia. Los se dieron un fuerte abrazo y charlaron unos minutos antes de sentarse en sus mesas y en medio de la interna que vive Juntos por el Cambio con el factor Javier Milei.

Desde el entorno del radical, destacaron la buena sintonía que existe entre ambos dirigentes y señalaron que está intacto el “respeto mutuo”.

En representación del gobierno nacional estuvieron presentes los ministros Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Claudio Moroni (Trabajo), y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), el hombre que compartió más tiempo con empresarios. A cada paso, los hombres y las mujeres de negocios buscaban dialogar con el funcionario albertista sobre el rumbo económico. De manera elegante, evitó hablar de la interna de la coalición gobernante y se concentró en los motivos del evento, con frases directas para la ocasión.

El titular de la cartera laboral fue el primero de los funcionarios en retirarse de la cena, apenas pasadas las 22, dado que tenía “una agenda muy cargada” para el día siguiente. No obstante, se dio tiempo para comentar que “las paritarias están en marcha” para que “el salario no pierda poder adquisitivo” en un contexto mundial particular. “Somos conscientes de la inflación, es un problema que tenemos y que es mundial”, dijo el funcionario en declaraciones televisivas.

Quien también estuvo presente fue el embajador de la Argentina en Brasil, Daniel Scioli. “Este es un acontecimiento muy especial, con agenda amplia y plural, con objetivos a largo plazo. Todo mi respeto a la organización”, dijo ante este medio en un breve contacto. “Hay que perseverar, la Argentina tiene grandes cosas por las cuales poner dedicación. Tenemos energía, minería, Vaca Muerta, el turismo. Hay sectores para desarrollar políticas estratégicas, además de fortalecer el vínculo con Brasil que es mi responsabilidad”, agregó.

Al ser consultado sobre la disputa entre los diferentes actores del Frente de Todos, el exgobernador bonaerense prefirió guardar silencio y cortó la conversación. Sin embargo, días atrás, dio una señal al elogiar a Martín Guzmán, blanco de críticas del kirchnerismo duro, al describir al ministro de Economía como “una persona íntegra, comprometida y con un gran objetivo que marcó el Presidente”.

Leave a Reply