Los más de 690.000 metros cúbicos que se usaron en el trimestre equivalen a unos 13,8 barcos que, en el mejor escenario, tienen un valor de 346,5 millones de dólares, en el caso más gravoso de unos 415,8 millones de dólares. Vele recordar que en enero se dio la orden a Cammesa de que se priorice la quema de gasoil por sobre la de gas. De necesitarse unos 33.087 Gwh en el trimestre se pasó a demandar unos 34.521 Gwh. En total se utilizaron unas 232.000 toneladas en el trimestre, sobre las 133.000 del año pasado en el mismo período. Todo esto se dio en el marco de una caída cercana al 10% en la utilización de gas en las centrales, pese a que la producción está en altos niveles.

Las centrales térmicas utilizaron un 10% menos de gas en el primer trimestre, respecto a el mismo período de 2021

La utilización de combustibles con mayor huella de carbono para la generación eléctrica se incrementó fuertemente durante el primer trimestre del año y el caso del gasoil es el más significativo ya que se quemaron más de 690.000 metros cúbicos. No solo es el récord para el período de tres meses, sino que esa cantidad tiene un valor de mercado superior a los 346 millones de dólares.

Según el último informe mensual que elabora la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), las centrales térmicas quemaron unos 693.000 metros cúbicos de gasoil en el trimestre, lo que significa un salto interanual del 328%. En el mismo período de 2021 se usaron unos 162.000 metros cúbicos del combustible líquidos.

Además de ser un combustible más contaminante la importación de gasoil para la generación significa también un golpe a ajustadas cuentas del Estado. La mayor parte de este combustible para la generación se importa y cada cargamento de 50.000 metros cúbicos tiene un valor entre los 25 y los 30 millones de dólares.

En números US$ 30.000.000 es el costo máximo aproximado que tiene un cargamento de 50.000 metros cúbicos de gasoil.

Los más de 690.000 metros cúbicos que se usaron en el trimestre equivalen a unos 13,8 barcos que, en el mejor escenario, tienen un valor de 346,5 millones de dólares, en el caso más gravoso de unos 415,8 millones de dólares. Vele recordar que en enero se dio la orden a Cammesa de que se priorice la quema de gasoil por sobre la de gas.

Esto se traduce en mayores transferencias, es decir subsidios, del Estado a Cammesa que ya representa casi el 90% del total de las subvenciones que, en el primer trimestre, fueron de 2.430 millones de dólares.

Demanda y generación

La demanda eléctrica durante el primer trimestre del año registró un salto del 4,33% respecto al mismo período del año pasado. De necesitarse unos 33.087 Gwh en el trimestre se pasó a demandar unos 34.521 Gwh.

En esta línea, la generación térmica registró un salto aproximado del 2,1% durante los primeros tres meses del año. Un porcentaje que muestra que la mayor necesidad eléctrica se compensó mayormente con las usinas que en total representó el 65% de la matriz energética.

El incremento de la quema de combustibles sucios

Entre el período de tres meses entre enero y marzo de este año, las centrales térmicas registraron un salto en la quema de carbón mineral del 74%. En total se utilizaron unas 232.000 toneladas en el trimestre, sobre las 133.000 del año pasado en el mismo período.

Acorde a los números oficiales, en el primer trimestre del año se utilizaron 284.000 toneladas de fuel oil, lo que equivale a un salto del 80% respecto al mismo período del año pasado. El mayor uso se registró en marzo cuando se quemaron 117.000 toneladas.

El dato más significativo sin dudas fue el del gasoil que escaló a los 693.000 millones de metros cúbicos. El uso mensual fue de mayor a menor en el trimestre y arrancó enero con unos 250.000 metros cúbicos quemados que bajó a 241.000 y 202.000 en febrero y marzo, respectivamente.

En números 250.000 metros cúbicos de gasoil se usaron durante enero. En febrero y marzo otros 241.000 y 202.000 metros cúbicos respectivamente.

Todo esto se dio en el marco de una caída cercana al 10% en la utilización de gas en las centrales, pese a que la producción está en altos niveles. En detalle, se utilizó un promedio aproximado de 45,3 millones de metros cúbicos de gas por día, mientras que en el mismo período del año pasado fue de poco más de 50 millones de metros cúbicos diarios.

Leave a Reply