"Menudo: siempre jóvenes" es un nuevo documental que explora el éxito y los secretos más oscuros de la boy band.

“Menudo: siempre jóvenes” es un nuevo documental que explora el éxito y los secretos más oscuros de la boy band. (HBO Max)

En 1977, el productor puertorriqueño Edgardo Díaz estuvo detrás de la creación de una de las más grandes boy bands de la historia de la música. La fórmula del éxito de esta agrupación en sus principios se sostuvo en más de una característica especial: todos debían ser menores de 18 años, formar un quinteto, cantar y bailar vestidos con atuendos sumamente atractivos para las jóvenes de la época, etc. Menudo: siempre jóvenes (Menudo: Forever Young) es un nuevo documental de HBO Max que profundiza en el lado oscuro de esta fama que vivió más de una generación de sus miembros.

A lo largo de cuatro episodios, la producción recopila entrevistas exclusivas con 13 exintegrantes de la banda boricua y material de archivo de las presentaciones, videos musicales y mucho más . Cada uno de ellos, convertidos ahora en hombres adultos, detallan las experiencias traumáticas vividas detrás de los reflectores, las canciones simpáticas y los estadios repletos. Las acusaciones contra Díaz y su equipo van desde el abuso físico y mental hasta la agresión sexual.

El título de cuatro partes está disponible para ver desde el 23 de junio. (HBO Max)

Angelo García reveló haber sido víctima de violación sexual

Titulado como “Las acusaciones”, el tercer capítulo de Menudo: siempre jóvenes es quizá uno de los más duros de ver para quienes siguieron muy de cerca a la agrupación masculina entre la década de los 70 y 90. Una de las víctimas fue Angelo García, quien contó que fue abusado sexualmente en múltiples ocasiones entre 1988 y 1990.

Él confesó que fue obligado a consumir alcohol y un hombre que era parte de este círculo lo violó: “Estaba desnudo y sangraba, así que supe que me habían penetrado”, dijo. “Tenía, como, estas marcas de quemaduras en mi cara por la alfombra… Estaba muy confundido y no entendía”. En otra situación, fue manoseado por un grupo de hombres –también del entorno de Menudo– dentro de un ascensor.

Algunos exintegrantes como Johnny Lozada, Ralphy Rodriguez, Ash Ruiz y Angelo García brindaron entrevistas exclusivas sobre sus experiencias. (Globe Photos/Shutterstock)

Una atmósfera de depredadores sexuales

Andy Blázquez, miembro de 1991 a 1997, y Jonathan Montenegro, de 1990 a 1991, revelaron que el equipo de producción de la boy band era básicamente una atmósfera conformada por depredadores sexuales. Para ser aceptado dentro del clan, los menores de edad tenían que acceder a tocamientos indebidos por parte de hombres adultos. “Eso no fue divertido”, recuerda Blázquez, puesto que eran sometidos a una “sexualización extrema”, acoso sexual y bromas de mal gusto como, por ejemplo, comentarios inapropiados sobre sexo anal.

Explotación laboral, abuso físico y hospitalizaciones

Edgardo Díaz fue acusado de golpear a uno de los integrantes mientras iba en un viaje en automóvil y quien atestiguó el hecho fue Montenegro. Para él, en ese momento, fue una completa sorpresa, pero la reacción del joven no identificado y el resto del grupo le dejó saber que era algo habitual dentro de la dinámica del mánager y los chicos. La rutina del día a día era un infierno, no se permitía la diversión y cualquier acto de desobediencia era castigado.

Angelo García también recuerda una situación de explotación laboral que casi lo lleva a la muerte. Estaba enfermo y con un fuerte dolor de estómago antes de brindar un show, y Díaz le respondió: “Lo que te pasa es que no quieres trabajar”. Luego de la presentación, él se retiró rápidamente del escenario y vomitó sangre, solo al verlo en una condición tan crítica fue llevado a un hospital donde fue atendido de urgencia por una apendicitis. Ocurrió algo similar más tarde con él y Ray Acevedo (1985-1988) cuando fueron internados por infecciones pulmonares de gravedad.

Menudo: siempre jóvenes está disponible para ver en el catálogo de HBO Max desde el 23 de junio.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Reply