El titular de Energía sostuvo que «las críticas al diseño técnico del gasoducto Néstor Kirchner y sus obras complementarias, no tienen fundamento cierto, y adolecen de desconocimiento, tanto sobre obras de esta característica, como de los materiales que se requieren, las capacidades de producción de esos materiales en el país, y las normas de calidad internacional que se deben cumplir». El segundo eje tiene que ver con las empresas en condiciones de poder proveer los caños ya que en la licitación hubo un solo oferente, la firma Siat del Grupo Techint. Sumó que «también aprobó y convocó a la Licitación Pública para la construcción y montaje de las obras, proceso recientemente iniciado y que es estratégico poder llegar con los plazos estipulados». En un mensaje entre líneas para las operadoras de Vaca Muerta, Martínez anunció que «la secretaría de Energía ya está trabajando en la extensión de volúmenes del plan gas». Un punto que venía siendo reclamado por las firmas que deberán ser las garanticen el nuevo gas para llenar la línea desde Tratayén a Salliqueló.

La polémica en torno a la licitación de una obra clave para el país como es el gasoducto Néstor Kirchner parece no tener fin y es por esto que el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, salió al cruce de los cuestionamientos realizados por la oposición y de parte del mismo gobierno, y remarcó que las críticas «no tienen fundamento cierto».

El titular de Energía sostuvo que «las críticas al diseño técnico del gasoducto Néstor Kirchner y sus obras complementarias, no tienen fundamento cierto, y adolecen de desconocimiento, tanto sobre obras de esta característica, como de los materiales que se requieren, las capacidades de producción de esos materiales en el país, y las normas de calidad internacional que se deben cumplir».

Martínez hizo referencia así a dos ejes de los cuestionamientos recibidos: uno en torno a la procedencia de las chapas utilizadas para elaborar los caños que fue encabezado por la vicepresidenta Cristina Fernández quien reclamó el viernes pasado en una suerte de tiro por elevación al Grupo Techint que las fabrique en el país, cuando a nivel nacional no hay siderúrgicas con esas capacidades.

El segundo eje tiene que ver con las empresas en condiciones de poder proveer los caños ya que en la licitación hubo un solo oferente, la firma Siat del Grupo Techint. En este caso fue el ahora exministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, quien señaló en su nota de renuncia que habría otras empresas en condiciones de participar de ese proceso.

Contrariamente a las declaraciones de Kulfas, una de las firmas señaladas en la extensa nota de renuncia del ministro, Laminados Industriales, explicó en un comunicado que no se dedica a la fabricación de ese tipo de caños.

Martínez sostuvo hoy que «es necesario para el beneficio de nuestro país construir la obra del gasoducto Nestor Kirchner y sus obras complementarias en los plazos previstos en la licitación», una ventana de tiempo que ahora está amenazada por las denuncias penales que ya derivaron en allanamientos y el secuestro del expediente de la licitación de la obra civil.

El secretario de Energía indicó que «esta importantísima decisión gubernamental, plasmada en el DNU 76/2022, mandato a Enarsa a realizar la licitación, control, rol de comitente y administración de los recursos, todas tareas encomendadas que Enarsa viene cumpliendo».

En una clara defensa a la exIeasa, que es liderada por Agustín Gerez, un afil del ala cristinista, Martínez agregó que «Enarsa licitó y adjudicó de esta forma la compra de la cañería con las características de diámetro, espesores de chapa, especificaciones de calidad que esta obra necesita, las normas técnicas que las mismas deben cumplir, y conformó el fideicomiso correspondiente».

Sumó que «también aprobó y convocó a la Licitación Pública para la construcción y montaje de las obras, proceso recientemente iniciado y que es estratégico poder llegar con los plazos estipulados».

En un mensaje entre líneas para las operadoras de Vaca Muerta, Martínez anunció que «la secretaría de Energía ya está trabajando en la extensión de volúmenes del plan gas». Un punto que venía siendo reclamado por las firmas que deberán ser las garanticen el nuevo gas para llenar la línea desde Tratayén a Salliqueló.

Y explicó que esta extensión de volúmenes apunta a «incorporar producción al sistema sustituyendo importaciones y generando un ahorro fiscal y de divisas además de la actividad industrial y laboral que esto conlleva, lo que resalta la importancia de esta obra para el desarrollo del país.»

Leave a Reply