Los papás de Sofía Herrera jamás dejaron de buscarla y hay expectativas sobre esta nueva pista.-Por primera vez, la mamá de Sofía Herrera, la nena desaparecida en 2008 en un camping de Tierra del Fuego, solicitó ante la Justicia que se realice una prueba de ADN con una adolescente de San Juan, sustentado en el gran parecido físico que tiene con su hija.

Los papás de Sofía Herrera jamás dejaron de buscarla y hay expectativas sobre esta nueva pista.-

Por primera vez, la mamá de Sofía Herrera, la nena desaparecida en 2008 en un camping de Tierra del Fuego, solicitó ante la Justicia que se realice una prueba de ADN con una adolescente de San Juan, sustentado en el gran parecido físico que tiene con su hija.

María Elena Delgado señaló que «podría tratarse de ella», ya que conoció a una joven adoptada de características físicas muy similares y la misma edad que tendría Sofía en el presente, aunque su fecha de nacimiento indica que sería uno o dos meses menor que la nena desaparecida.

Además agregó que habría otros indicios, que no se hicieron públicos, que apuntarían a identificar a la chica y cotejar las pruebas genéticas.

La línea de investigación se abrió luego de que una mujer que vive en la ciudad de San Juan contactara a Delgado a través de redes sociales, donde le reveló que había una niña adoptada por sus vecinos y le adjuntó las fotos como pruebas.

Si bien a principios de septiembre la Justicia fueguina descartó esa información como posible pista tras cotejar los datos filiatorios de la menor con sus pares sanjuaninos, la mamá de Sofía insistió de igual manera con la posibilidad de la muestra.

Después de reuniones con autoridades estatales y tras la negativa de la Justicia, Delgado explicó que “las personas allegadas a esa chica presentaron la documentación sobre su procedencia. Nosotros habíamos pedido una prueba de ADN pero no la consideraron necesaria”.

La historia de Sofía Herrera

Sofía Herrera tenía tres años cuando, el 28 de septiembre de 2008, la familia salió con amigos a pasar el día en el camping John Goodall, ubicado 59 kilómetros al sur de Río Grande.

María Elena, su marido Fabián y Sofía hicieron una parada en un supermercado y luego en una estación de servicio, donde se encontraron con Noemí Ramírez y Silvio Giménez, quienes estaban acompañados de sus hijos de 2 y 9 años.

El grupo llegó al camping situado en el kilómetro 2893 de la Ruta Nacional 3, en dos autos que estacionaron cerca del camino. El lugar es un rectángulo de 15 hectáreas cercado con un alambre de un metro de altura y seis hilos, el primero de púas. Mientras se encontraban en ese lugar, Sofía se separó por unos instantes de sus padres y desde entonces nadie supo nada de ella.

Si bien inicialmente se había apuntado contra José Dagoberto Díaz Aguilar, conocido como «Espanta la Virgen», como autor del secuestro de la nena, esa línea quedó trunca ya que la justicia nunca pudo encontrarlo ni en Argentina ni en Chile, de donde es oriundo.

Leave a Reply