La suba de las commodities agropecuarias serviría para que el impacto del shock de la energía sea neutral, según el titular de Economía. El ministro trabaja en un cepo cambiario preferencial para el sector

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió ayer con los CEOs de las principales petroleras que operan en el país y les prometió el pronto lanzamiento de un esquema de control de capitales (cepo cambiario) adaptado al sector, con mayor flexibilidad.

El fin último es que la Argentina pueda exportar gas licuado a gran escala, una meta ambiciosa que llevará años y necesita de una inversión multimillonaria, con financiamiento en varios frentes.

En una recorrida por la exposición Argentina Oil & Gas en La Rural, el funcionario reveló que el shock externo provocado por la disparada de los precios internacionales de la energía tendrá un efecto neutral sobre la balanza de pagos, ya que será compensado por la suba de las commodities agropecuarias.

“El mundo está viviendo una crisis energética global. Nosotros vemos que el efecto es neutral. Se compensa el impacto que tiene el shock en los commodities -tanto en granos como en el oro, en los productos de la minería en general- con el shock en la energía, dadas las necesidades de importación para la Argentina”, puntualizó Guzmán, que fue recibido por el presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, y mantuvo un encuentro con los gerentes y representantes de las empresas YPF, Pan American Energy (PAE), la alemana Wintershall Dea, la angloholandesa Shell, Pampa Energía, Tenaris, Tecpetrol, y la brasileña Raízen.

Antes de su vuelo a Francia, en donde renegociará la deuda con el Club de París, el ministro les endulzó el oído a sus interlocutores. “Estamos poniendo la cuestión energética como objetivo central en la gestión de gobierno. Avanzamos en construir mayor estabilidad macroeconómica, infraestructura y reglas de juego que favorezcan la inversión y el desarrollo del sector energético, que es el que tiene el mayor potencial transformador de la estructura económica argentina y por eso la importancia que se le da y se le dará en la gestión en lo que viene”, sostuvo Guzmán.

Pese a que no trascendieron detalles del nuevo esquema cambiario en el que se está trabajando, los privados esperan poder contar libremente con al menos un 50% de los dólares producidos en el país, sin restricciones de giros a las casas matrices. Eso solo ayudaría a elevar sustancialmente las inversiones. Para alcanzar un pleno desarrollo masivo en una ventana corta de oportunidad, se necesita que las petroleras desembolsen unos 10.000 millones de dólares por año exclusivamente en la perforación de pozos y otras facilities en la formación Vaca Muerta.

Más tarde, el secretario de Energía, Darío Martínez, celebró que la producción de petróleo creció un 14% interanual en febrero y marcó el nivel más alto en los últimos 11 años, más precisamente desde diciembre de 2011. La extracción mensual fue de 571.000 barriles diarios de petróleo y encuentra un cuello de botella en la infraestructura de transporte.

Sergio Affronti, gerente general de YPF, precisó que la petrolera de gestión estatal duplicará su producción en los próximos cinco años. Su saldo saltará de los actuales 225.000 barriles diarios de petróleo a unos 450.000 en 2026. Incluso, el mendocino levantó las ilusiones del público al asegurar que la Argentina está en condiciones de llegar pronto al millón de barriles de petróleo por día, una vez superados los limitantes de transporte.

A su turno, el presidente de YPF, Pablo González, valoró que la no actualización del impuesto a los combustibles sirvió para que la empresa pudiera destinar dinero a la inversión en vez de ajustar el precio de los combustibles.

Por su lado, el economista Rodrigo Álvarez, muy escuchado en el sector energético, presentó sus proyecciones sobre la macro y el impacto en Vaca Muerta. En relación al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Álvarez subrayó que evita un escenario de crisis más profundo, aunque pronosticó que la economía va a caer en este primer año. “La guerra contra la inflación ya está perdida, hay que ver por cuánto. Habrá una caída estrepitosa del salario”, afirmó.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.