Evaluaron su imagen, su piso y techo electoral, sus números en una eventual interna oficialista, y hasta su capacidad para gobernar y su aporte para cerrar o profundizar la grieta.

El operativo clamor, según se había acordado, arrancaría en octubre si en Brasil ganaba la elección presidencial Luiz Inacio “Lula” Da Silva. En el laboratorio ultra K, lo interpretarían como una señal de que América Latina volvía a girar hacia un populismo nacional progresista.

La amenaza del Presidente y el temor de Cristina Kirchner

Pero la debacle política y económica del Gobierno aceleró los tiempos y el pedido interno para que Cristina Kirchner vaya por un tercer mandato se adelantó. Esa decisión, que empieza a tomar forma en declaraciones de funcionarios y algunas pintadas callejeras, apura también el interrogante: ¿le conviene al Frente de Todos que la vice sea candidata?

Clarín analiza este lunes 11 encuestas que midieron a la ex presidenta. Son todos estudios nacionales del último mes, de consultoras de todo tipo y tamaño: más cercanas al kirchnerismo como Ricardo Rouvier, más albertistas como Analía del Franco, más opositoras como Giacobbe o con clientes a ambos lados de la grieta como Management & FIT o CB.

Estas firmas pasaron a la vicepresidenta por distintos filtros de la opinión pública. Evaluaron su imagen, su piso y techo electoral, sus números en una eventual interna oficialista, y hasta su capacidad para gobernar y su aporte para cerrar o profundizar la grieta.

Si bien hay matices en los números, la conclusión parece bastante clara y remite en algún punto al 2019, cuando la propia ex mandataria decidió bajar un escalón para garantizar la victoria de su espacio.

Cristina mantiene un núcleo muy duro de apoyo, que se refleja en su valoración positiva y en su “voto seguro”, pero lo combina con una crítica más profunda, que se refleja en un rechazo electoral muy alto.

Puesto sobre la mesa, hoy, este mix le permitiría a la líder del Frente de Todos ganar cómoda una interna en una PASO oficialista, muy probablemente podría meterse en un balotaje, pero le resultaría extremadamente difícil ganar en esa hipotética segunda vuelta.

Con un condimento extra: la situación judicial de la vice es muy complicada y la necesidad de fueros podría llevarla a repetir su experiencia 2017, cuando buscó (y consiguió) una banca de senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Imagen de CFK

Es el dato que vienen midiendo todas las encuestadoras. En este caso, Clarín analiza los números de CB Consultora Opinión Pública, Taquion, Management & FIT (M&F), Analía del Franco, Opina Argentina, Opinaia, CIGP, Jorge Giacobbe, Universidad de San Andrés (Udesa), Zuban Córdoba y Ricardo Rouvier.

Aquí la coincidencia es casi absoluta: la imagen negativa de la vicepresidenta suele duplicar la positiva y supera los 60 puntos (en algunos casos los 70). Es decir, queda con un balance en contra muy alto.

Tres de las consultoras (M&F, CIGP y Giacobbe) incluyeron valoración intermedia (regular o neutra), lo que tiende a hacer caer los extremos. En estos casos, las positivas rondaron entre 20,3% y 23,1%, las neutras entre 5,8% y 20,9%, y las negativas entre 54,5% y 72,8%. El peor número se lo dio Giacobbe, el consultor más crítico del kirchnerismo.

Entre el resto de los encuestadores, que no pusieron la opción media, las ponderaciones a favor oscilaron entre 20% y 39,5%, y las en contra entre 54,4% y 73%. Quien mejor la vio es Analía del Franco y quien peor, Udesa.

Piso y techo electoral de CFK

Es otro parámetro que suelen medir mucho los encuestadores, sobre todo en etapas previas a los comicios, cuando no están definidos los candidatos. Es como un primer filtro ordenador. Y en el caso de Cristina, resulta muy sintomático.

Acá, la vicepresidenta suele mostrar dos fenómenos en simultáneo y bien contrapuestos. Por un lado, en general, es la dirigente con el piso más alto, el mayor voto “seguro”. Zuban Córdoba, por ejemplo, le da 28,7%. Pero a la vez, termina como la referente con mayor rechazo: la misma firma le otorga 60,7% de “nunca la votaría”.

Este último ítem es particularmente complejo para un/a candidato/a presidencial en la Argentina, porque limita las chances en el balotaje, donde se necesita el apoyo de la mitad más uno. Las otras tres consultoras que analizan la probabilidad de voto de la vice (CB, Analía del Franco y Opina Argentina) le adjudican un rechazo/nunca la votaría aún más alto, entre 64,3% y 68,9%.

En cuanto al techo de Cristina, cuando se suma el voto probable al voto seguro, el número no se amplía demasiado. Lógico: del otro lado está el bloque duro del rechazo. Tres de las firmas le dan un techo entre 29 y 30 puntos, salvo Zuban Córdoba que lo amplía a 37.

CFK en la interna

Con este antecedente de piso/voto seguro alto, no sorprende que la vice aparezca ganando cómoda cuando la miden en una eventual interna del Frente de Todos. En el último mes, la sometieron a este examen cinco encuestadoras.

La única que lo ubicó en una situación más pareja ante Alberto Fernández fue Analía del Franco. Le otorgó 15,9 puntos de intención de voto a ella y 13,1 a él. Dato: es una de las consultoras que mide para el Presidente desde la campaña.

El resto mostró una ventaja cómoda para Cristina y números marginales para el resto de los posibles postulantes presidenciales del oficialismo, como el mencionado Fernández, Sergio Massa, Daniel Scioli, Axel Kicillof, Wado de Pedro o Máximo Kirchner. Ninguno de estos contendientes internos llega a los dos dígitos; más bien se pierden cerca del margen de error si deben enfrentar a la vice.

Dato anexo: en estos sondeos donde se evalúan internas, el Frente de Todos queda debajo de Juntos por el Cambio cuando se hace la suma total de los postulantes de cada espacio. El oficialismo suele orillar entre 25 y 30 puntos, muy lejos de los 48% que sacaron los Fernández en 2019.

Bajo la lupa de los especialistas

A pedido de Clarín, tres consultores analizaron el contexto para una posible candidatura presidencial 2023 de Cristina. Esta es su mirada:

Lucas Romero (Synopsis):

“Hoy Cristina es la candidata que puede imponerse, sin enemigos a la vista de fuste, dentro del oficialismo. Para nosotros también es la que tiene la mayor imagen positiva en el Frente de Todos, incluso más que Alberto Fernández. Y con mayor intención de voto: cuando armás una interna contra cualquiera, Cristina le saca el doble de los votos, de mínima”.

“El problema de Cristina está en el rechazo. Y eso hace que no pueda construir una mayoría electoralmente ganadora. Ahora, si ella cree que la elección está perdida, como transmite a su entorno, su objetivo pasaría a ser sacar el mejor resultado”.

“Ahí, una variante es buscar otro Alberto, que podrían ser Massa o Scioli, para tratar de ampliar un poquito. O, como el fracaso de esa estrategia fue tal, asume ella el liderazgo y consolida su base, que históricamente fue entre 25 y 30 puntos. Va ella a dar la pelea. Con un plus: si va ella, tiene poder absoluto en el armado de las listas. Y hace oposición con su gente de confianza”.

Mariel Fornoni (Management & FIT):

“Creo que si en el 2019 Cristina ya era consciente ella misma que no podía ganar, mucho menos podría ahora. En nuestro caso la tenemos con 12,5 puntos de intención de voto, en un escenario de internas con varios más”.

“Es cierto que en el Frente de Todos no hay otro que mida más que ella. Pero si en 2019 ya no podía ganar, ahora posiblemente ante un escenario parecido concentre su fuerza en la provincia de Buenos Aires”.

“Hoy todos los dirigentes cercanos al kirchnerismo son los que tienen la imagen negativa más alta. De acá al año que viene veremos. Pero no se ve ninguna de las figuras conocidas que retenga más que ella, aunque ella también está muy mal”.

Cristian Buttié (CB Consultora Opinión Pública):

“Sea cual sea el escenario, compita o no compita Alberto, Cristina tiene un piso de apoyo duro. Pero así también tiene un techo cada vez más bajo. Hoy tiene una negativa arriba de los 50 puntos y es muy difícil que ese electorado vote a favor de Cristina. Y favorecería a cualquier rival de ella en un hipotético balotaje”.

“Las posibilidades de Cristina en una potencial segunda vuelta son claramente menores que el 2019, donde ella y el peronismo tenían un objetivo en común que era ganarle a Macri. Sin esa motivación en estos tiempos, sumado a la crisis económica, no veo muchos espacio para que Cristina consiga votantes por fuera de su núcleo”.

“No lo tenemos medido, pero sería interesante observar la intención de voto de un potencial balotaje entre Cristina y Macri. Observando la mala imagen que ambos tienen a nivel nacional, no me sorprendería un escenario de híper apatía con alto ausentismo y/o voto en blanco”.

1 thought on “Once encuestas y tres analistas evalúan los números de Cristina Kirchner: ¿le conviene al Frente de Todos que sea candidata?

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.