"Cualquier cuestión que se piense puede quedar totalmente desactualizada en 2023", explican en su entorno.

Ante el Círculo Rojo, que se reunió para una nueva edición del Counsil of the Americas, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lució el traje de candidato presidencial -aunque públicamente evita mostrarlo- y expuso los cuatro pilares de su plan económico para 2023: estabilización, shock de confianza, libertad y federalismo.

Inmerso en la interna de Juntos por el Cambio (JxC) por las candidaturas, Larreta evita definiciones contundentes en público y se cuida bastante de lo que dice en privado. Este jueves en el hotel Alvear, frente al sector empresario, el jefe de Gobierno bregó por la baja impositiva, la reducción de la presión fiscal y la necesidad de generar un consenso amplió para encarar reformas estructurales.

“Converger al equilibrio fiscal debe ser una prioridad para poder sostener la estabilidad. Además, es indispensable empezar a aflojar la presión impositiva que sufren quienes dan trabajo, dándole prioridad a aquellos sectores que incorporan mayor valor agregado y, por lo tanto, más trabajo argentino”, manifestó el alcalde porteño.

El segundo motivo se puede explicar con el Teorema de Baglini. Ese concepto ideado por el exdiputado nacional de la UCR Raúl Baglini sostiene que mientras más lejos se está del poder, mayor es la audacia de lo que se promete. Si Larreta adelanta, por ejemplo, que buscará una reforma laboral amplia es posible que tenga un conflicto con los gremios de la Ciudad. Por ende, mide cada palabra que dice.

La inflación tiene un capítulo aparte en la lista de sus medidas. Al estudiar la historia económica junto a Pablo Gerchunoff, el alcalde porteño llegó a la conclusión de que hubo dos experiencias exitosas para contener la escalada inflacionaria: el Plan Austral y la Convertibilidad con la salvedad de que ambas tuvieron un final caótico por su extensión en el tiempo.

El jefe de Gobierno sabe que ese paquete de shock tiene que contar con un respaldo político para que sea efectivo. En su última visita a Israel, Larreta corroboró que para controlar la suba de precios se requiere de un acuerdo con todos los sectores, se necesita de “una unidad del 70% de la oferta política” para encarar reformas y en el Council ese punto fue uno de sus ejes discursivos.

“Seguramente ya me escucharon decir esto muchas veces, pero el próximo gobierno de la Argentina tiene que ser un verdadero gobierno de coalición. Un gobierno que marque un punto de inflexión en la historia de decadencia de la Argentina y que, por primera vez en décadas, trace un rumbo que se sostenga en el tiempo por muchos años”, afirmó ante los empresarios en el hotel Alvear.

Ya metido de lleno en su carrera presidencial, Larreta tendrá este sábado una nueva reunión con los integrantes del Círculo Rojo del mundo energético. Será durante su visita a Neuquén donde prepara un encuentro reservado con varios de los jugadores de peso que operan en Vaca Muerta. A ellos le adelantaría algunos de sus planes para el sector.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.