"Es difícil encontrar en el país otra fuerza política con tanta inserción territorial como Evolución", dice Emiliano Yacobitti en la previa al primer encuentro nacional de la agrupación que lidera junto a Martin Lousteau y que en Santa Fe encabeza Maximiliano Pullaro. "De los 150 intendentes radicales en la provincia de Santa Fe, 140 están alineados a este sector", señaló Pullaro. No estoy de acuerdo con las políticas de shock porque no logran perdurar en el tiempo y no generan el cambio cultural necesario. Como sea, Lousteau y Yacobitti estaban exultantes por la convocatoria. "Metió en cana a Los Monos y a muchas bandas más y fue a los tribunales a testificar", elogió Lousteau a Pullaro.

“Es difícil encontrar en el país otra fuerza política con tanta inserción territorial como Evolución”, dice Emiliano Yacobitti en la previa al primer encuentro nacional de la agrupación que lidera junto a Martin Lousteau y que en Santa Fe encabeza Maximiliano Pullaro.

Según Yacobitti, la clave fue apostar a una renovación dirigencial y no tener miedo a abrir el partido: “Con Manes ganó una nueva visión de que el radicalismo no juegue siempre con los mismos candidatos a perder, porque hasta ahora era un partido al que le costaba renovar sus dirigentes y nosotros planteamos abrirnos”.

Desde esa perspectiva, además de Lousteau candidato a jefe de gobierno porteño, apuntalaron a Rodrigo de Loredo en Córdoba, a Martín Tetaz en provincia de Buenos Aires y a Maximiliano Pullaro, el anfitrión del encuentro, en Santa Fe. Distritos claves para cualquier estrategia presidencial.

En la charla previa al encuentro con algunos periodistas, los líderes de Evolución agregaron que su sector contiene a una gran cantidad de intendentes, universidades y legisladores de todo el país. “De los 150 intendentes radicales en la provincia de Santa Fe, 140 están alineados a este sector”, señaló Pullaro.

LPO SANTA FE Email: Suscribite

De los 150 intendentes radicales de la provincia de Santa Fe, 140 están alineados a Evolución Radical.

De hecho, Lousteau se cuestionó de que el radicalismo sea reconocido como un partido de gestión en los municipios o provincias que gobiernan, pero a nivel nacional como una fuerza parlamentarista: “tenemos que cambiar esa imagen y es a lo que vinimos”, afirmó.

En ese sentido, plantaron críticas hacia adentro de Juntos por el Cambio, primero por haberse cerrado luego del triunfo en 2017 cuando “se ganó una elección intermedia pero se perdió el gobierno”, y por otro lado, por las medidas de shock que propone Mauricio Macri para “el segundo tiempo”.

“No estoy de acuerdo con las políticas de shock porque no logran perdurar en el tiempo y no generan el cambio cultural necesario, por eso no fui partidario de la manera en que se recortaron los subsidios a la energía”, argumentó Lousteau.

“No alcanza con la decisión política, que es fundamental, también necesitas capacidad técnica. Con la Reforma Previsional pasó algo similar, generaste una devaluación fiscal, bajaste impuestos para ser más competitivo, pero en el balance terminaste ahorrando un trimestre con una ley que se aprobó por tres votos, me pregunto qué cambio cultural generó”, agregó el economista.

No estoy de acuerdo con las políticas de shock porque no logran perdurar en el tiempo y no generan el cambio cultural necesario.

En la charla, quedó flotando de qué manera se pueden sortear diferencias tan profundas dentro de una coalición, aunque los radicales de Evolución aseguran que Patricia Bullrich no tiene posiciones tan rígidas sobre la necesidad de políticas de shock y mucho menos Horacio Rodríguez Larreta, con el que están trabajando.

“Juntos por el Cambio tiene que ponerse a pensar estos temas como lo hacemos hacia adentro de Evolución, no puede ser que se reúna cada 15 días para redactar un comunicado, necesitamos discutir el futuro”, señaló Lousteau.

Como sea, Lousteau y Yacobitti estaban exultantes por la convocatoria. El primer encuentro nacional de Evolución, reunió a casi tres mil radicales de todo el país en el camping de UPCN de la capital santafesina, que se llenó de banderas rojas y blancas.

Maximiliano Pullaro

Ya en el escenario, Lousteau invitó a sus correligionarios a dejar de ser tren de cola y a pelear en contra de “los cómodos en una Argentina que cada vez es más incómoda. Cuanto más jodida sea la realidad, más protagonistas queremos ser”, dijo el senador y puso el ejemplo de Pullaro que se puso al hombro el Ministerio de Seguridad de Santa Fe con 40 años de edad en 2015 cuando la provincia tuvo el récord de asesinatos.

Peleamos en contra de los cómodos en una Argentina que cada vez es más incómoda. Cuanto más jodida sea la realidad, más protagonistas queremos ser.

“Metió en cana a Los Monos y a muchas bandas más y fue a los tribunales a testificar”, elogió Lousteau a Pullaro. También destacó el trabajo de De Loredo en Córdoba para modernizar el radicalismo local y el de Pablo Cervi de Neuquén, que puso contra las cuerdas al Movimiento Popular Neuquino que lleva en el poder casi cuatro décadas.

A su vez, el economista se animó a afirmar que “la Unión Cívica Radical es el partido más misógino de la Argentina” y agregó eso recién va a cambiar cuando “la agenda de género deje de ser una agenda solo de las mujeres”.

Sobre el cierre del acto, los militantes de Evolución volvieron a entonar el hit del partido: “Volveremos a ser gobierno como en el ‘83” y Lousteau cerró su discurso con un “Adelante Radicales”. No faltó nada.

Leave a Reply