En medio de la interna de Juntos por el Cambio (JxC), el expresidente Mauricio Macri sigue jugando al misterio sobre una eventual candidatura presidencial, mientras se reúne con dirigentes de la alianza opositora y mira las encuestas sobre su imagen. Fue justamente en la sobre mesa en donde más veces evitó hacer comentarios al respecto. Envuelto en un manto de misterio sobre su decisión, Macri mira cómo las encuestas que, lentamente, le muestran una mejora en su imagen que va de la mano con el pronunciamiento de la crisis económica que vive el país. Quienes estuvieron presente remarcaron el interés de Varga Llosa por lo que consideró “el boicot” que llevan adelante los argentinos contra ellos mismos. Fiel a sus grandes éxitos, redondeó nuevamente sus ideas sobre el populismo.

En medio de la interna de Juntos por el Cambio (JxC), el expresidente Mauricio Macri sigue jugando al misterio sobre una eventual candidatura presidencial, mientras se reúne con dirigentes de la alianza opositora y mira las encuestas sobre su imagen. “Se lo vio (a Macri) con más ganas de ordenar, de ser un gran elector, más que de ser candidato”, expresó uno de los comensales del almuerzo que organizó el exmandatario el fin de semana en su quinta de Los Abrojos.

También podés leer El Tinder del PRO: quién matchea con quién en la grilla de presidenciables

La incógnita sobre el futuro de Macri en términos de su posible candidatura quedó expuesta luego de la revelación del periodista Carlos Pagni que afirmó que el expresidente tiene decidido competir nuevamente por el sillón de Rivadavia. Fue justamente en la sobre mesa en donde más veces evitó hacer comentarios al respecto.

Envuelto en un manto de misterio sobre su decisión, Macri mira cómo las encuestas que, lentamente, le muestran una mejora en su imagen que va de la mano con el pronunciamiento de la crisis económica que vive el país. A mayor caos, más sube su figura; esa es la tesitura que manejan.

También podés leer Macri sabía: cómo le avisó Larreta que está dispuesto a enfrentarlo en las PASO

Del almuerzo del pasado sábado participaron el escritor peruano Mario Vargas Llosa, la esposa del expresidente, Juliana Awada, los senadores nacionales Alfredo Cornejo (Mendoza) e Ignacio Torres (Chubut), el exsecretario General de la Presidencia Fernando De Andreis, el titular de la Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni, el hijo de Varga Llosa, Álvaro, junto a su esposa la legisladora española Cayetana Álvarez de Toledo, el excandidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto y el senador provincial Joaquín de la Torre.

Quienes estuvieron presente remarcaron el interés de Varga Llosa por lo que consideró “el boicot” que llevan adelante los argentinos contra ellos mismos. Fiel a sus grandes éxitos, redondeó nuevamente sus ideas sobre el populismo. Cuidando lo más que podía sus palabras para evitar los temas de coyuntura, el escritor mostró particular interés en la vida interna de JxC al punto de que planteó temas de discusión sobre eso mismo, pero sin dar recomendaciones algunas sobre la forma en la que tiene que manejarse la coalición opositora.

“Almuerzo en Abrojos con mi amigo Mario Vargas Llosa. Con Juliana recibimos también a su hijo Álvaro y su esposa, a Cayetana Álvarez de Toledo, Miguel Pichetto, Alfredo Cornejo, Fernando de Andreis, Joaquín de la Torre, Nacho Torres y Gerardo Bongiovanni”, escribió Macri en su cuenta de Twitter.

“En un momento muy particular para el país, la región y el mundo entero, es enriquecedor para todos charlar sobre la realidad política y escuchar las palabras lúcidas de Mario y conocer la visión de todos los presentes”, agregó.

Leave a Reply