El veredicto lo dio a conocer el Tribunal Oral Federal 6, al término del juicio en su contra. Los jueces condenaron además a 15 años de prisión al otro acusado, Gastón Favale, en la sentencia leída poco después del mediodía, en el marco del juicio que se realizó de forma virtual. En el caso de Favale se sumó una acusación por abuso sexual a una de las víctimas. En el caso de Camus Hacker ya tenía una condena a tres años de prisión en suspenso por otro caso de extorsión, que quedó unificada ahora con la pena de 10 años de cumplimiento efectivo. Las imágenes, según la acusación, eran vendidas en sitios web y ofrecidas por redes sociales y las utilizaban para captar a otras niñas.

Emmanuel Ioselli, conocido como Camus Hacker, fue condenado este miércoles a 10 años de prisión por extorsionar a jóvenes vulnerables, sacarles fotos de contenido sexual con falsas promesas y luego venderlas en redes sociales y sitios de internet.

El veredicto lo dio a conocer el Tribunal Oral Federal 6, al término del juicio en su contra.

Los jueces condenaron además a 15 años de prisión al otro acusado, Gastón Favale, en la sentencia leída poco después del mediodía, en el marco del juicio que se realizó de forma virtual.

Ambos quedaron condenados por “trata de personas con fines de explotación y comercialización de pornografía infantil, mediante engaños y aprovechamiento de la vulnerabilidad” de las víctimas menores de edad, indicó el Tribunal.

En el caso de Favale se sumó una acusación por abuso sexual a una de las víctimas.

Camus Hacker está detenido en la cárcel de Ezeiza, desde donde escuchó la lectura del veredicto por videoconferencia, al término de un juicio oral en el cual las fiscales Gabriela Baigún y Alejandra Mángano lo acusaron de “captar con engaños a adolescentes vulnerables, a quienes amenazaba y sometía a sesiones de fotos de contenido sexual para distribuir y vender en Internet”.

En el caso de Camus Hacker ya tenía una condena a tres años de prisión en suspenso por otro caso de extorsión, que quedó unificada ahora con la pena de 10 años de cumplimiento efectivo.

A mediados de la década pasada, el hacker se hizo famoso por ser quien difundió fotos de famosos en su intimidad, muchos de ellos desnudos, como Coki Ramírez, Diego Korol, Noelia Marzol, Sergio “Maravilla” Martínez, Fátima Florez, Iliana Calabró, Verónica Lozano, Sofía Clérici, Erika Mitdank y Annalisa Santi, entre otros. En 2015 fue sentenciado y la Justicia también lo obligó a terminar el secundario.

Por su parte, el Tribunal ordenó este miércoles el decomiso de todos los dispositivos electrónicos secuestrados a los dos acusados para proceder luego a su venta, previa destrucción del contenido de índole privado referido a la actividad criminal.

Los equipos secuestrados a Emmanuel Carlos Ioselli en 2018.

Por otro lado se dispuso una restitución económica a favor de las seis víctimas.

Ioselli y Favale, ambos presos, fueron encontrados culpables de captar “al menos seis adolescentes en situación de vulnerabilidad para someterlas a la producción de materiales de representación sexual para su posterior distribución, comercialización y publicación, entre abril de 2016 y el 8 de junio de 2018”.

El veredicto fue emitido por los jueces Sabrina Namer, Néstor Costabel y Rodrigo Giménez Uriburu, integrantes del Tribunal con sede en Comodoro Py 2002, en la zona porteña de Retiro.

El debate oral comenzó en junio de 2021 y se realizó en gran parte de manera reservada por ser las seis víctimas menores de edad al momento de los hechos.

Camus Hacker, detenido en 2018, fue condenado este miércoles.

Según la investigación que impulsó la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) ante la denuncia de una de las víctimas, los dos procesados captaban a las adolescentes a través de redes sociales, se aprovechaban de su situación de vulnerabilidad y ofrecían “sesiones de modelaje” a cambio de una paga.

Cuando las adolescentes aceptaban, pactaban encuentros para “pruebas fotográficas” en un hotel alojamiento del barrio porteño de Villa del Parque.

Según los testimonios y pruebas en la causa, luego de las sesiones de fotos, las víctimas eran amenazadas con la publicación de sus imágenes en Internet o el envío a sus familiares.

Las imágenes, según la acusación, eran vendidas en sitios web y ofrecidas por redes sociales y las utilizaban para captar a otras niñas.

Con información de Télam.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.