El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunió este jueves con la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, para definir la agenda legislativa del segundo semestre que incluye desde renta inesperada hasta el presupuesto para el próximo año. "Junto a la ministra de Economía @sBatakis, punteando la agenda legislativa en materia económica del segundo semestre del año", transmitió Massa. Además, el proyecto plantea "nuevas pautas y condicionalidades" para la asignación de subsidios energéticos, algo que venía reclamando el Fondo Monetario Internacional para bajar el déficit. Desde el Gobierno buscan congelar el debate, pero en el interior del bloque del Frente de Todos se mantiene la tensión por la demora en el tratamiento de la propuesta. La agenda legislativa de la Cámara baja para el segundo semestre tiene varios temas espinosos y el oficialismo necesita del apoyo de la oposición para obtener su aprobación.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunió este jueves con la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, para definir la agenda legislativa del segundo semestre que incluye desde renta inesperada hasta el presupuesto para el próximo año.

A través de un mensaje difundido a través de las redes sociales, el titular de la Cámara baja confirmó la reunión con la sucesora de Martín Guzmán, quien presentó su renuncia el sábado pasado mediante una carta difundida a través de su cuenta en Twitter.

“Junto a la ministra de Economía @sBatakis, punteando la agenda legislativa en materia económica del segundo semestre del año”, transmitió Massa.

Junto a la ministra de Economía @sBatakis, punteando la agenda legislativa en materia económica del segundo semestre del año.#PrimeroLaGente 🇦🇷 pic.twitter.com/ScJAsI2FWp — Sergio Massa (@SergioMassa) July 7, 2022

La reunión se concretó un día después de que el Ministerio de Economía presentara en el Congreso el Informe de Avance sobre la Elaboración del Proyecto de Ley de Presupuesto 2023, paso previo al giro formal de la iniciativa, cuyo plazo vence el 15 de septiembre.

De acuerdo a lo informado, el documento tiene 76 páginas, está fechado el 30 de junio y lleva las firmas del jefe de Gabinete, Juan Manzur; y del ex ministro de Economía.

El documento habla de una previsión de inflación para el año próximo del 50%, un crecimiento del Producto Bruto Interno del 3%, y un tipo de cambio nominal para fines de 2023 de $223,50 por dólar.

Además, las proyecciones de Economía, según Guzmán, prevén un superávit comercial de US$ 10.748 millones, producto de una estimación de exportaciones por US$ 105.471 millones e importaciones por US$ 94.723 millones.

En el documento preliminar, el ex ministro planteó desde lo fiscal “mejorar la focalización de las transferencias al sector privado, optimizando los efectos multiplicadores y la progresividad general del gasto”. Este punto está vinculado con los subsidios a sectores económicos.

Además, el proyecto plantea “nuevas pautas y condicionalidades” para la asignación de subsidios energéticos, algo que venía reclamando el Fondo Monetario Internacional para bajar el déficit.

Los temas del Congreso

La visita de Batakis al Congreso se dio en un momento que el oficialismo resiste las presiones de los diputados que responden a las organizaciones sociales que exigen la implementación del salario básico universal.

En la sesión del martes pasado, los diputados colocaron en sus bancas cartelitos que decían: “Salario Básico Universal ¡Ya!”. Desde el Gobierno buscan congelar el debate, pero en el interior del bloque del Frente de Todos se mantiene la tensión por la demora en el tratamiento de la propuesta.

Los diputados que responden a Juan Grabois piden el Salario Básico Universal.

Con este beneficio se busca ampliar el sistema de seguridad social, en este caso para personas de 18 a 60 o 65 años que no tienen ingresos formales. Según se precisó el monto sería el equivalente a la canasta básica alimentaria pero medida por individuo, que en la actualidad se estima en los $14.400.

El costo anual fue estimado en unos 300 mil millones de pesos y parte de los programas vigentes podrían ser absorbidos por el Salario Básico.

La agenda legislativa de la Cámara baja para el segundo semestre tiene varios temas espinosos y el oficialismo necesita del apoyo de la oposición para obtener su aprobación.

En la lista figuran los proyectos de renta inesperada, impulsado por Guzmán, que hasta el momento nunca fue tratado en comisión. Se trata de una medida que busca capturar ganancias extraordinarias de las empresas por efecto de la suba de los precios internacionales vinculados con la guerra en Ucrania.

También están los proyectos de moratoria previsional, que tiene la media sanción del Senado y esta semana comenzó a ser tratado en comisión en Diputados. Otras propuestas son el aumento del subsidio al transporte, que tiene dictamen de comisión de la Cámara baja, un proyecto de agroindustria y la reforma de la ley de Compre Argentino.

Leave a Reply