El fiscal paraguayo Marcelo Pecci fue asesinado en Colomba Twitter - @PeccimarceloEl único capturado que no aceptó cargos en el caso del crimen del fiscal antimafia de Paraguay Marcelo Pecci fue Francisco Luis Correa Galeano, quien es señalado por las autoridades de ser la persona que coordinó al equipo que realizó el seguimiento de la víctima y ejecutó el asesinato. Operativo en el que también fue capturado el mayor Jorge Humberto Blanco Niño, ex comandante de Policía en Chiquinquirá (Boyacá). Todos los cinco señalados como responsables del homicidio del fiscal paraguayo Pecci se encontraban en esa ciudad. Everson Zabaleta, después del asesinato, rentó un vehículo y celebró en una suite de hotel con trabajadoras sexuales. Mientras avanza el proceso con quienes están dispuestos a colaborar, se indicó que la Fiscalía colombiana continúa buscando a una sexta persona involucrada en el caso.

El fiscal paraguayo Marcelo Pecci fue asesinado en Colomba Twitter – @Peccimarcelo

El único capturado que no aceptó cargos en el caso del crimen del fiscal antimafia de Paraguay Marcelo Pecci fue Francisco Luis Correa Galeano, quien es señalado por las autoridades de ser la persona que coordinó al equipo que realizó el seguimiento de la víctima y ejecutó el asesinato.

Por esa razón, la investigación de las autoridades lo señala como el cerebro detrás del crimen que llevó a la muerte del destacado funcionario paraguayo en una playa de Barú, en el caribe colombiano, pero a diferencia de los otros cuatro vinculados al caso, él asegura que no tiene que ver.

Según confirmó El Tiempo, Correa Galeano tiene tarjeta de reservista de primera clase del Ejército expedida por la Cuarta Brigada, categoría que se otorga a quienes fueron miembros activos de la institución y, de acuerdo con el diario, permanecería activa.

A raíz de la información, el Ejército Nacional señaló que sí fue un militar activo de la institución hasta el 4 de febrero de 2004 cuando fue retirado por la orden administrativa de personal 1086. Después de esa fecha se registran varios delitos en su expediente.

Según estableció el diario citado, en abril de 2005 Correa Galeano abusó sexualmente de una persona, hechos por los que fue condenado posteriormente hasta el 30 de junio de 2011 cuando terminó de pagar la pena, con rebajas y beneficios, por acceso carnal violento.

Pero no es el único hecho delictivito en su expediente. La emisora Caracol Radio sostuvo que tiene también anotaciones por concierto para delinquir. Su nombre aparece en algunos registros de prensa, en unas capturas del 2010 como miembro de la banda Los Paisas, bajo el alias ‘El Mono’, aunque podría tratarse de un homónimo. Operativo en el que también fue capturado el mayor Jorge Humberto Blanco Niño, ex comandante de Policía en Chiquinquirá (Boyacá).

Se sabe que Correa Galeano tiene 43 años y es oriundo de Salgar, Antioquia. Fue capturado en vía pública de Medellín y le fueron halladas una pistola 9 milímetros, dos proveedores de munición, dos celulares y la suma de 6.4 millones de pesos. Todos los cinco señalados como responsables del homicidio del fiscal paraguayo Pecci se encontraban en esa ciudad.

Es señalado por las autoridades de haber contratado a Cristian Camilo Monsalve y Marisol Londoño Bedoya, quienes sirvieron de marcadores para establecer la rutina del fiscal en Cartagena; así como a Eiverson Zabaleta y Wendre Still Scott que ejecutaron el crimen y, este último, el que disparó.

Al parecer, por su papel, habría recibido hasta 120.000 dólares, de acuerdo a lo informado por Noticias RCN, y mientras los demás cumplían sus rutas de escape, permaneció disfrutando en la playa. Everson Zabaleta, después del asesinato, rentó un vehículo y celebró en una suite de hotel con trabajadoras sexuales.

Todos los cinco capturados fueron imputados por homicidio agravado y porte ilegal de armas agravado que fueron aceptados por cuatro de ellos. Así mismo, tres están dispuestos a cooperar con la justicia. Incluso, uno reveló este mismo lunes que Comando Capital, una banda criminal brasileña, está detrás del hecho. Se indicó que la banca criminal tenía interés en asesinar a Pecci, ya que se dedica al tráfico de drogas y cigarrillos y el fiscal le venía siguiendo la pista desde hace un tiempo.

Mientras avanza el proceso con quienes están dispuestos a colaborar, se indicó que la Fiscalía colombiana continúa buscando a una sexta persona involucrada en el caso. Al parecer, se encargó de tomarle una foto al fiscal paraguayo, estando en el hotel donde fue atacado, y se la envió a los criminales para indicarles que podían completar su plan.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Reply