Es nuestra responsabilidad pensar medidas permanentes para mejorar la competitividad de cada una de las economías regionales.

En apenas tres semanas los productores vendieron más de 11,5 millones de toneladas a través del mecanismo del dólar soja.

Por otro lado, en lo que respecta a la política agropecuaria, el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, dejó claro que su intención es continuar dialogando con la Mesa de Enlace, pero lo cierto es que esa relación hoy no pasa su mejor momento. Es que a partir de la suba de tasas que dispuso el BCRA para el financiamiento de aquellos productores que conserven más del 5% de su cosecha, los representantes de las entidades del campo pusieron el grito en el cielo. Primero Nicolás Pino, presidente de la SRA, quien recientemente fue ratificado en su cargo, fue el que pateó el tablero y directamente no asistió a un encuentro organizado por Bahillo. Mientras tanto, los representantes de CRA, Federación Agraria y Coninagro, prometieron que si el BCRA no da un paso atrás con esa medida, el diálogo con el Gobierno volverá a cortarse de plano.

Más allá de cualquier polémica, el secretario Bahillo marcó la hoja de ruta respecto a cómo serán los pasos a seguir después del dólar soja en una entrevista con Télam. El funcionario remarcó: “Es nuestra responsabilidad pensar medidas permanentes para mejorar la competitividad de cada una de las economías regionales. Lo que estamos haciendo desde la Subsecretaría de Economías Regionales es un análisis economía por economía, tomando las 15 de mayor escala y analizar en conjunto con ellos y con funcionarios provinciales, cuáles serían las medidas que le mejorarían la competitividad, que no necesariamente tienen que pasar por una mejora en el tipo cambio, porque la mejora en el tipo cambio tuvo que ver con lo que es la soja, porque tienen 33% de retenciones y porque no impacta en los precios locales. Estamos analizando distintas medidas que tienen que ver desde evaluar las compensaciones que puedan tener los reintegros a las aportaciones, las alícuotas de exportaciones que tienen las economías regionales, incentivos para el desarrollo de nuevos mercados, atención financiera permanente para ingresar en determinado mercado de acuerdo con la cuestión cíclica que tiene o biológica, o alguna asistencia transitoria para capital de trabajo para que puedan elegir una mejor oportunidad de venta”.

Leave a Reply