Dijo sobre eso que la administración de Alberto Fernández estuvo “todo el año sin llevar adelante acciones” y fue fuerte contra quienes tomaron las tierras.

Tras un operativo de decomiso de 500 kilos de cocaína de máxima pureza que se distribuía en el oeste del Gran Buenos Aires, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aprovechó para apuntar duramente contra las usurpaciones en Villa Mascardi, Río Negro, y cuestionó el rol del gobierno nacional. Dijo sobre eso que la administración de Alberto Fernández estuvo “todo el año sin llevar adelante acciones” y fue fuerte contra quienes tomaron las tierras. No solo los tildó de “autodenominados mapuches”, sino que los consideró “terroristas” y apoyó el reclamo de los vecinos de la zona, al decir que pasaban “pánico” cuando debían esperar a que “bajara el malón, como en las películas del oeste”.

“Hay una organización que se autodenomina ‘mapuches’, que intenta llevar adelante acciones infundiendo terror. Y para nuestro Código Penal eso es terrorismo”, aseveró Berni en diálogo con LN+. Y pese al operativo de desalojo que coordinó el Ministerio de Seguridad a cargo de Aníbal Fernández esta semana en Villa Mascardi, su par de la Provincia fue fuerte contra el accionar de la Casa Rosada: “Me parece inentendible que el gobierno nacional haya estado todo el año sin llevar adelante acciones contra un grupo que no solamente infunde terror a la población, sino que desconoce nuestras leyes, la Constitución y, por sobre todas las cosas, ignora nuestro símbolo patrio, ya que en la última toma de la semana pasada arriaron el pabellón nacional”.

Luego de comentar que al país le costó “muchas vidas” sostener la soberanía, consideró que “no se puede permitir” que estas comunidades pretendan “generar un Estado por fuera” de la República Argentina. “Hubo una mirada muy laxa con el problema de estos grupos denominados mapuches”, entendió. Entonces, cuestionó el accionar del Ministerio de Ambiente, a cargo de Juan Cabandié, por retirarse como querellante en la causa por la usurpación de tierras de Parques Nacionales; a Rafael Bielsa por “defender” al líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) Facundo Jones Huala; y al Ministerio de Defensa por “hacer la presentación de una orden judicial fuera de término” por la toma en un predio del Ejército.

Sobre esa postura díscola, Berni manifestó que le trae “serios problemas” internos, aunque aclaró que su renuncia está a disposición del gobernador “todos los días durante todo el año”. Remarcó incluso “no saber” lo que piensa sobre lo que él dice la vicepresidenta Cristina Kirchner, su exjefa política, ya que dejó el kirchnerismo después de las elecciones del año pasado. “Soy una persona que dice lo que piensa porque creo que de eso se trata la política. No me van a hacer callar por conservar un puesto de ministro, que además le entrego la vida”, indicó al respecto.

Por otra parte, aseveró no estar a favor de las tomas de colegios -en el marco de las protestas de estudiantes que se dieron las últimas semanas en la ciudad de Buenos Aires- pero respaldó las posturas de los alumnos. “Celebro la rebeldía juvenil, creo que la clase política en la Argentina perdió la rebeldía, la noción de patriotismo, y se arrodilla fácilmente ante todo tipo de poderes. Celebro que haya hombres y mujeres jóvenes que con esa rebeldía dan una lucha”, planteó y acotó: “Me parece que debe llevarse adelante la discusión de otra manera, pero nunca acabaría con esa rebeldía juvenil que es el futuro de la dirigencia política. Tenemos una dirigencia política servil que agacha la cabeza, que no defiende los intereses argentinos”.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.