Del peor al mejor: esto es, tomando como principal parámetro la imagen "muy negativa" de cada referente. - "En sintonía con la preocupación por la inflación, la evaluación de la situación económica es negativa: el 73% de los argentinos dice que es mala o muy mala. "Muy positiva" y "algo positiva", "algo negativa" y "muy negativa". Un escalón más abajo, se da una paridad más curiosa aún: tanto Axel Kicillof como Alberto Fernández suman 45% de "muy negativa" y 20% de "algo negativa". Debajo aparece el último frentetodista de la tabla, Sergio Massa, con 36% de "muy negativa" y 27% de "algo negativa".

Es un síntoma, otro, de la mirada ácida que tiene la opinión pública argentina sobre su dirigencia política. En particular, con el oficialismo. Así se desprende de la última encuesta de Opinaia, donde se evalúa a 15 políticos -cinco oficialistas y diez opositores- y el grueso termina con números en rojo…oscuro.

Clarín analizó esos datos y armó un ranking incómodo. Del peor al mejor: esto es, tomando como principal parámetro la imagen “muy negativa” de cada referente. El sondeo se basó en un relevamiento nacional de 2.400 casos, entre el 13 y el 26 de mayo, con +/- 2% de margen de error.

Opinaia es una encuestadora pionera en mediciones online y ganó renombre a partir de su buen pronóstico en la elección porteña de 2015. A partir de ahí fue insertándose en el mundo de la política y hoy hace trabajos, por ejemplo, para el Gobierno de la Ciudad.

De arranque, a modo de resumen, el estudio presenta algunos de sus principales resultados:

El presidente Alberto Fernández, en un acto por el 77° aniversario de la fundación del SMATA. Sólo el 14% aprueba su gestión, según una encuesta de Opinaia.

– “Por amplio margen, la inflación se mantiene en el centro de las preocupaciones, encabezando el ranking de problemas del país”.

– “El hartazgo y el malestar son las sensaciones que caracterizan al clima anímico del país. Si bien en términos personales el balance es más positivo que negativo, al pensar en Argentina predominan las sensaciones negativas”.

– “En sintonía con la preocupación por la inflación, la evaluación de la situación económica es negativa: el 73% de los argentinos dice que es mala o muy mala. Luego, solamente el 18% opina que la economía del país mejorará”.

– “La evaluación de la gestión del Gobierno Nacional mantiene su tendencia a la baja. Sólo el 14% de los consultados está conforme con el gobierno de Alberto Fernández”.

– “Dentro de las distintas áreas de gestión, sólo lo vinculado con el manejo del coronavirus tiene un saldo de evaluación favorable”.

El Top 15 muy negativo

“¿Cuál es su opinión de los siguientes dirigentes políticos?”, pregunta Opinaia y ofrece cuatro variantes de respuesta, además del “no lo conoce”. “Muy positiva” y “algo positiva”, “algo negativa” y “muy negativa”. A golpe de vista, predomina el rojo de estas dos últimas variables.

La tabla la encabezan (para mal) los oficialistas. Curiosamente, los Kirchner empatan en la variable “muy negativa”: 55%, tanto Máximo como Cristina. Lo del diputado es peor aún, porque le suma 16% de “algo negativa” contra 11% de su madre. Y cuando se compara la positiva, gana claramente ella: 32% contra 20%.

El ex jefe del bloque del Frente de Todos termina así, y por lejos, con el peor diferencial de todos: cuando se resta positiva vs. negativa, el saldo es de – 51 puntos.

Un escalón más abajo, se da una paridad más curiosa aún: tanto Axel Kicillof como Alberto Fernández suman 45% de “muy negativa” y 20% de “algo negativa”. A favor del Presidente, supera al titular de Diputados en la positiva: 33% a 28%.

Luego viene el primer opositor: Mauricio Macri. El ex presidente combina 43% de valoración “muy negativa” y 18% de “algo negativa”. Lo confronta con 36% de positiva. Balance – 25.

Debajo aparece el último frentetodista de la tabla, Sergio Massa, con 36% de “muy negativa” y 27% de “algo negativa”. Como tiene sólo 28% de positiva, su diferencial también es muy malo: – 35 puntos.

Pegados, enseguida, con 33%, 32% y 31% de “muy negativa”, vienen Patricia Bullrich, Nicolás del Caño y María Eugenia Vidal. En el balance el peor es el diputado del FIT, porque también tiene 26% de “algo negativa” y apenas 22% de positiva (- 36 puntos de saldo).

Más abajo, en el grupo de los “veinti” de “muy negativa” aparecen Horacio Rodríguez Larreta (25%), Javier Milei (24%) y Martín Lousteau (21%). El mejor, en este caso, es el economista libertario: termina con un diferencial de + 10 puntos (no lo supera nadie), por 16% de “algo negativa” y 50% de positiva.

El jefe de Gobierno también tiene un plus: es el otro, además de Milei, con balance a favor, de + 2 puntos, por 20% de “algo negativa” y 47% de positiva.

Por último, con poca ponderación “muy negativa” cierran la lista tres dirigentes del interior, que se ven beneficiados por su menor nivel de conocimiento: el jujeño Gerardo Morales (18% de “muy negativa” con 38% de “no lo conoce”), el cordobés Juan Schiaretti (17% y 36%) y el mendocino Alfredo Cornejo (15% y 44%). Por una positiva también baja, los tres terminan llamativamente con el mismo diferencial: – 14 puntos.

Leave a Reply