Cristina se dirige a sus seguidores desde una improvisada tarima en Uruguay y Juncal, del barrio Recoleta.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le reclamó a los dirigentes de la oposición que “no compitan para ver quién le pega más al peronismo”, y les pidió a sus seguidores que «vayan a descansar porque ha sido un algo día”, al hablar esta noche en Recoleta tras la represión que llevó a cabo la Policía de la Ciudad de Buenos Aires contra militantes que se manifestaban en el lugar.

La vicepresidenta afirmó esta noche que “el Partido Judicial le pidió 12 años de condena por cada uno de los mejores años que vivió el pueblo argentino”, y remarcó que hubo desde el martes manifestaciones en todo el país, pero que en “el único lugar donde se produjeron escenas de violencia fue en la Ciudad de Buenos Aires”.

“La violencia fue provocada por odio al peronismo. No toleran el amor y a la alegría de los peronistas”, al hablar esta noche en un escenario montado en la esquina de Uruguay y Juncal, tras la represión que llevó a cabo la Policía de la Ciudad de Buenos Aires contra manifestantes que se manifestaban en el lugar.

«Desde el martes se produjeron a lo largo y a lo ancho del país manifestaciones, pero solo hubieron escenas de violencia en la Ciudad de Buenos Aires y en la puerta de mi casa, provocadas por lo que yo llamo el odio a la alegría y al amor peronista», enfatizó la vicepresidente.

En ese sentido, denunció: «He sufrido el permanente hostigamiento de gente que viene a insultar, agravias y hasta amenazarme de muerte. Nunca vi a la policía de la Ciudad de Buenos Aires intervenir».

Fernández de Kirchner disparó contra la oposición, a quien confrontó por no «hacerse cargo de lo que quieren». «Quieren exterminar al peronismo. Lo han intentado todo, la violencia la desaparición de miles de compañeros. No aceptan que los compatriotas quieren otra cosa», fustigó en el escenario montado en las inmediaciones de su casa.

Leave a Reply