Con apenas 16 años de diferencia, dos casos en el Ecuador son emblemáticos: el del notario Cabrera y el de “Don Naza”. Este crecimiento está impulsado por las contribuciones de los clientes que reciben tasas de interés más altas de que las que pueden pagar las empresas del sistema financiero formal. Carlos Ponzi, en 1920, pasó de ser un inmigrante italiano con unos pocos dólares en el bolsillo en los Estados Unidos a un millonario en menos de medio año. El cadáver de Miguel Nazareno, conocido como "Don Naza", fue encontrado en un terreno en el sur de Quito. Según las cifras de la Fiscalía General del Estado, en el 2020 las denuncias por el delito de estafa incrementaron.

Close up concept shot of fingers walking crawling up a pile of one hundred dollar bills

Miles de ecuatorianos han confiado su dinero a captadores ilegales de dinero que ofrecían altos intereses en poco tiempo. El último escándalo que involucró incluso a militares en servicio activo de las Fuerzas Armadas del Ecuador terminó con el asesinato del líder del sistema ilegal de captación de dinero. Pero esta no es ni la primera ni la única estafa de este tipo en el país. Entonces, ¿por qué los ecuatorianos siguen cayendo en estos sistemas?

Con apenas 16 años de diferencia, dos casos en el Ecuador son emblemáticos: el del notario Cabrera y el de “Don Naza”. En ambos sistemas ilegales los captores murieron y las personas perdieron su dinero. Además de estos, en el 2022 se conoció que en Loja, al sur del Ecuador, al menos 200.000 personas estaban inmersas en pirámides que les ofrecían redituar intereses de su capital en un corto plazo.

En abril de 2022, se conoció que dos policías recibían dinero de manera ilegal en una captadora llamada “Grupo Renacer”. El ministro de Interior, Patricio Carrillo, confirmó que los servidores policiales son investigados por Inspectoría General y Asuntos Internos de la Policía Nacional.

La Superintendencia de Bancos ha indicado que las denuncias por estafas financieras piramidales subieron de 2 a casi 50 por mes. Además, ha detectado centenares de casos en los que empresas y personas contactan con los ciudadanos para ofertarles supuestos servicios financieros, muchas veces vía Whatsapp.

La Unidad de Análisis Financiero y Económico advierte que para este tipo de estafas”se utilizan empresas de fachada, servicios y/o productos: salud y medicamentos; estética y belleza; turismo, recreación y deporte; asesoría profesional; dotación de equipos y maquinaria; alimentos y productos naturales y artesanales; y, giros nacionales; planes pensionales, vivienda, autos, venta de tarjetas prepago, entre otros”.

Las pirámides como negocio

Un esquema piramidal es un plan de negocios engañoso que capta ilegalmente recursos y que respalda su operación en el rápido crecimiento de sus depositantes. Este crecimiento está impulsado por las contribuciones de los clientes que reciben tasas de interés más altas de que las que pueden pagar las empresas del sistema financiero formal.

Este esquema funciona siempre que ingrese una gran cantidad de dinero nuevo al mecanismo, de lo contrario, se obtiene el puntaje de saturación y los clientes que están en el sistema en ese momento pierden su dinero.

De los esquemas piramidales el más común es el esquema Ponzi que se hace pasar por una empresa financiera o intermediaria de recursos e inversiones. Los clientes a menudo saben que están participando en un esquema fraudulento por las altas tasas de interés que reciben por sus depósitos entregados a los captadores.

Carlos Ponzi, en 1920, pasó de ser un inmigrante italiano con unos pocos dólares en el bolsillo en los Estados Unidos a un millonario en menos de medio año.

El nombre de este fraude se debe a Carlo Ponzi, quien en 1920 pasó de ser un inmigrante italiano con unos pocos dólares en el bolsillo en los Estados Unidos a un millonario en menos de medio año. Su plan, sin embargo, no fue el primero que se conoció. La fama del negocio español Baldomera Larra se extendió como una plaga en Madrid en la década de 1870 y que pagaba, a vista de todos, el 30% de interés mensual con el dinero fresco de los nuevos ingresos de nuevos clientes.

En 1997, alrededor de 2 millones de albaneses, o el 60% de la población en ese momento, experimentaron una pérdida calculada en USD 1,2 mil. Por esta gran crisis, Albania se preparaba para sufrir una guerra civil y miles de personas murieron en medio de la crisis.

El esquema Ponzi de Bernard Madoff, descubierto en diciembre de 2008, alcanzó los USD 64,8 mil millones, el mayor fraude nunca registrado por una sola persona. Madoff se desempeñó como presidente de una firma de inversión de Wall Street, que lleva su nombre y la que fundó en 1960. En diciembre de 2008, el FBI arrestó a Madoff y lo acusó de fraude. El 29 de junio de 2009 fue condenado a 150 años de prisión.

La captación ilegal de dinero es un delito contra el sistema financiero y se encuentra tipificado en el derecho penal del Ecuador como la actividad desarrollada por una persona o grupo de personas que organizan, desarrollan y promocionan de forma pública o clandestina, actividades de intermediación financiera sin autorización legal, destinadas a captar ilegalmente dinero del público en forma habitual y masiva. El Código Orgánico Integral Penal del Ecuador sanciona estas acciones, en su artículo 323, con una pena de encierro de cinco a siete años.

El notario que manejaba más dinero que los bancos

José Cabrera Román, de 71 años y notario segundo de Machala, murió en un hotel de lujo en Quito tras embriagarse con ingentes cantidades de alcohol y de inhalar coca, testimonió a la justicia Jessica Priscila Valle, la mujer de 18 años que acompaño al notario en sus últimas horas de vida. El parte médico registro la muerte producida por un infarto.

El notario José Cabrera Román tenía un sistema de captación ilegal de dinero que manejaba cifras millonarias incluso superando las reservas de algunos bancos del Ecuador.

La noticia del deceso se regó como pólvora y provocó un estallido de desesperación entre sus miles de depositantes entre los que se contaban por lo menos 6.000 militares, 535 policías, además de centenares de jueces, políticos, fiscales, comerciantes, prostitutas e inmigrantes que aparecieron en la lista de personas que asociadas a este negocio fraudulento.

Con la lista se descubrió que el notario Cabrera era la cabeza, desde hace más de 10 años, de una red de depósitos de dinero de más de 35 mil clientes depositantes entre esos de, al menos, 200 colombianos, a quienes pagaba con intereses hasta el 12% mensual.

La captadora ilegal de Cabrera llegó a manejar alrededor de USD 800 millones, monto muy superior al que entonces administraba el Banco de Guayaquil con USD 700 millones y solo por debajo del Banco del Pichincha, el banco más grande del Ecuador, que manejaba USD 1.350 millones en depósitos, según aseguró el entonces diputado Carlos González de la Izquierda Democrática que investigaba el caso. El caso nunca fue aclarado y nunca tuvo detenidos o sentenciados.

La pirámide que terminó con un asesinato

Miles de personas acudieron a Miguel Nazareno, un ex militar ecuatoriano, para dejar sus ahorros. Don Naza, como se apodaba a Nazareno, ofrecía pagar en 8 días el 90% de intereses a los clientes . Miguel Nazareno operaba en Quevedo, una ciudad costera del Ecuador a 265 kilómetros de Quito .

‘Don Naza’ ha aparecido en medios locales diciendo que es gerente de Big Money, una “compañía” para captar dinero que, según expertos, utilizaría el esquema Ponzi para estafar a sus clientes.

Nazareno empezó su “compañía” llamada Big Money, en 2017, recibiendo dinero de 40 socios entre los que estaban militares, médicos y “otros profesionales que se arriesgaron a invertir”. La pirámide creció hasta alcanzar, en palabras de Don Naza, 6.000 personas.

El 30 de julio de 2021, las autoridades de la Policía Nacional allanaron el domicilio de Nazareno y otras dos viviendas más. Según las autoridades y según lo publicado en Revista Vistazo, Don Naza llevaba tres meses operando su entidad financiera y además había inaugurado un local en donde entregaba víveres y electrodomésticos gratuitos los fines de semana.

Nueve meses después de esos hechos, el cuerpo de Miguel Nazareno apareció en un terreno baldío al sur de Quito. Sus manos estaban maniatadas con una soga de color azul y su torso estaba desnudo.

El asesinato ocurrió una semana después de que Nazareno haya visitado el Ministerio de Defensa con otras personas sospechosas. Nazareno ingresó al complejo militar, que tiene altos filtros de seguridad, en una camioneta llena de fajos de billetes y luego escapó de las autoridades militares y policiales que realizaban un operativo, según la versión oficial.

El cadáver de Miguel Nazareno, conocido como “Don Naza”, fue encontrado en un terreno en el sur de Quito.

El ministro de Defensa de Ecuador, el general en servicio pasivo Luis Lara Jaramillo, dijo en su primera rueda de prensa que más de un centenar de miembros de las Fuerzas Armadas aparecen como posibles inversionistas de Big Money. De acuerdo con las declaraciones del general Lara, 139 militares en servicio activo habrían invertido en la pirámide, entre ellos aparecen tres oficiales y 136 miembros de la tropa.

Las autoridades de las Fuerzas Armadas identificaron a los militares que habrían invertido dinero a través de un listado extraoficial al que pudieron acceder de la investigación que hace la Fiscalía de Quevedo, en el que constan 2.655 personas que participaban de la pirámide. Allí se constataron los nombres de más de un centenar de militares. Sin embargo, Lara justificó que ese es un “número minoritario”, pues en las Fuerzas Armadas hay 40.000 miembros, por lo que apenas el 0,346 % habría invertido en Big Money.

En esa ocasión, el general Lara indicó que se procesaría administrativamente a siete militares por el ingreso de Don Naza al complejo. Los procesos disciplinarios actuales son en contra de cuatro oficiales y tres miembros de la tropa por permitir la vulneración en la seguridad del complejo: “No es por presunta captación ilegal de dinero, es por haber tenido responsabilidad en esta vulneración a la seguridad”, recalcó el ministro.

Por qué las pirámides son tan atractivas

La promesa de ganar intereses superiores a los ofertados por el sistema financiero, de obtener alta rentabilidad en corto plazo y de recibir comisiones por la incorporación de nuevos inversionistas, capta a miles de personas que deciden confiar su dinero a los sistemas ilegales de captación de dinero. La idea de ganar dinero fácil y rápido es atractiva para cualquiera. Sin embargo, los sistemas piramidales siempre llegan a un punto de no retorno. En ese momento, quienes depositaron sus ahorros pierden todo el capital que entregaron a los estafadores.

Tatiana Macías, profesora de la Facultad de Economía de la Universidad San Francisco de Quito, dijo a diario La Hora que, para explicar por qué a las personas les atraen las pirámides, se debe considerar la ley del menor esfuerzo: “Para obtener rentabilidad tengo que trabajar, pero vemos estas oportunidades de ‘emprendimiento’, en las cuales yo me vuelvo inversionista, dejó el dinero y lo pongo a trabajar. Pero, como dice el refrán popular, la avaricia rompe el saco. Así que, por tratar de tener un rendimiento muy alto, al final del día nos podemos quedar sin nada”. Macías además aseguró que los estafadores “también juegan con las ilusiones” de quienes se vuelven sus “inversionistas”.

En el Ecuador, además de aquella realidad, todavía hoy pesa sobre algunos sectores el mal recuerdo del feriado bancario que sucedió en 1999 y donde miles de personas perdieron su dinero luego de que los bancos congelaran sus ahorros. La crisis financiera que llevaría a que Ecuador se dolarice también causó que miles de ciudadanos emigraran para buscar mejores oportunidades.

Durante la presidencia de Jamil Mahuad se decretó el feriado bancario. También fue Mahuad quien decidió dolarizar Ecuador luego de la devaluación de la moneda Sucre. (AP)

Según un reportaje publicado en diario La Hora, una de las causas del feriado bancario fue que la cartera vencida de los bancos incrementó tanto que cuadruplicó las provisiones de las instituciones financieras. La cartera vencida se refiere a los préstamos impagos por parte de los clientes. “En otras palabras, los bancos que quebraron no tenían suficiente dinero para cubrir las pérdidas generadas por los clientes morosos”, explica el texto.

Aquel trágico episodio no ha sido olvidado del todo por los ecuatorianos, pues además se ha convertido en una pieza fundamental del discurso político. Por ejemplo, en las últimas elecciones presidenciales de 2021, en las que Guillermo Lasso venció al candidato del correísmo, el partido de Rafael Correa señalaba al ahora presidente de Ecuador como uno de los causantes del feriado bancario, pese a que la Comisión de Investigación de la Crisis Financiera de 1999 determinó que no tuvo ninguna responsabilidad.

Con estos antecedentes, las personas que deciden depositar su dinero en sistemas de captación ilegal podrían desconfiar de la banca.

Aunque la Superintendencia de Bancos informó que a noviembre de 2021, los depósitos en el sistema financiero ecuatoriano fue 11,2% más alta que el mismo mes de 2020 y 23,2% superior a 2019. Algunas instituciones sí registraron anomalías con el aparecimiento de pirámides como Big Money de Miguel Nazareno.

El gerente de una institución financiera, que pidió mantener la reserva de su identidad, contó a Infobae que en una de las sucursales, ubicada a 62 kilómetros de Quevedo, la ciudad donde operaba Don Naza, se registró un incremento de los retiros de sus cuenta ahorristas: “ Un mes después se conoció por las noticias que había el caso de Don Naza. Las personas sacaban casi todo el dinero de sus cuentas para dejarlo con él ”, indicó.

Según las cifras de la Fiscalía General del Estado, en el 2020 las denuncias por el delito de estafa incrementaron. En el 2018, por este delito hubo 14.413 demandas, mientras que apenas dos años después la cifra llegó a los 18.569.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Reply