Estoy orgullosa de lo que fui y muy agradecida con Dios y toda la gente que formó parte.

“Duro es el camino, y sé que no es fácil. No sé si habrá tiempo para descansar. En esta aventura de amor y coraje, sólo hay que cerrar los ojos y echarse a volar”, dice la letra de Aprender a volar, el clásico de Patricia Sosa, y no fue casual que Margarita Bullrich (18) la eligiera para su debut en La Voz Argentina (Telefe, lunes a viernes a las 22, y domingos a las 22.30).

Allí, la hija del exsenador Esteban Bullrich fue acompañada de su padre, que padece ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), y conmovió hasta las lágrimas al jurado del certamen por su interpretación y el mensaje de superación que brindó.

Después de que Ricardo Montaner, Mau y Ricky, Soledad Pastorutti y Lali Espósito se dieran vuelta, conmovidos por la interpretación de la joven de 18 años que incluyó en su performance el lenguaje de señas, ella eligió al team de los hermanos Montaner.

“Tuve un par de años difíciles. A mi papá hace un año, o un poco más, lo diagnosticaron con ELA y (este tiempo) estuvo siendo un poco duro”, explicó Margarita en el programa cuando le preguntaron por qué cantaba.

Margarita Bullrich, con su familia, en “La Voz Argentina”. Foto: Prensa Telefe.

“Fue algo que nos enseñó un montón como familia: la paciencia, aprender a sacar algo bueno de todo lo malo. La música es un alivio y por eso (lo hice) también en lenguaje de señas, para que todos lo puedan disfrutar y a modo de concientización”, agregó sobre el escenario, conmoviendo a todos.

Apenas días después de su exposición, en una entrevista con Clarín, Bullrich cuenta cómo vivió su participación, la importancia de poder ser acompañada por su padre, cómo él la contagió de su amor por la música y cómo se modificó su vida cuando se enteraron de la enfermedad que padecía.

-¿Por qué decidiste presentarte en La Voz Argentina?

-Desde chica veo La Voz y me divierte mucho. Siempre fue mi sueño anotarme, pero lo veía como algo irreal. Y este año, como cumplí 18 y ya tenía la edad, me costó, pero me anoté. Fue como ponerme a prueba porque sé poco de esto. Lo hablé con mis papás, les dije qué les parece y me dijeron “Sí, vas a ganar”,¿. Mirada menos objetiva no había… Fui el último día del casting.

Margarita Bullrich durante su presentación en “La Voz Argentina”. Foto: Prensa Telefe.

-¿Cómo viviste el momento en el que cantaste frente a Mau y Ricky, La Sole, Montaner y Lali?

-Si se me vio relajada soy re buena actriz. Para mí era algo nuevo, estaba nerviosa, pero con el apoyo de mi familia se me hizo más fácil. Tuve mis errores cantando. En Movistar Arena canté, pero lo sentí más como una charla con mi familia y no tenía tanta presión (NdR: en el mes de junio interpretó un tema dedicado a su padre en una charla a beneficio que el exsenador brindó en el marco del mes de lucha contra la ELA).

-La devolución del jurado fue genial, ¿cómo tomaste las críticas?

-Nunca pensé que se iban a dar vuelta. Para mí era más un juego. Nunca fui pensando que iba a ganar. Cuando estaba cantando noté que había tenido errores. Estaba paralizada, cuando me hablaban, estaba de acuerdo con todo lo que me decían pero no me salía ni asentir con la cabeza. Es difícil recibir una crítica. Pero ellos saben más que yo. Qué mejor que recibirlo de cinco personas que saben tanto de esto. Lo mejor es que pudieron decirme todo. La idea es que sea un momento de aprendizaje.

-¿Qué pasó cuando se apagaron las cámaras?

-Todos saludaron y de ahí volvieron a sus sillas, estábamos muy conmovidos como familia. Y vi por la pantalla que estaban todos sorprendidos. Ahí me cayó la ficha de todo lo que acababa de pasar. No era consciente de lo que había pasado. Pensé “qué bueno que hay algo atrás”.

Margarita Bullrich al escuchar la devolución en “La Voz Argentina”. Foto: Prensa Telefe.

-¿Cómo nació tu pasión por la música?

-Yo juraba que era Adele, cantaba desde chiquita. En casa les cantaba a mis papás, cantaba re mal, pero era entretenimiento. Después estudié comedia musical desde los 8 a los 11 años. Los shows eran mi momento de mostrarme y probarme. Hicimos el Rey León y Aladín. Después tuve profesora de canto y guitarra.

-¿Qué escuchaban en tu casa?

-En casa se escuchaba mucho Queen. Mi papá, de joven, era fanático de Queen así que me lo contagió a full. El talento de Freddie Mercury me llegó mucho. Siempre me atrajo la capacidad que tenía de mover a las masas. Para mí la música es poder transmitir algo más allá del talento vocal, que la gente se vaya con algo. También escuchamos Jorge Drexler y mucho rock nacional, Charly García, La mancha de rolando.

-Hace poco más de un año tu padre fue diagnosticado con ELA. ¿Cómo fue el momento en el que te lo contó?

-Papá nos juntó a toda la familia y nos dijo que le habían diagnosticado una enfermedad degenerativa que lo iba a hacer más viejo en menos tiempo. En el momento dijimos, ¿qué hacemos? Pero ninguno sabía mucho… No buscamos de qué se trataba. Preferimos vivirlo así y disfrutar el hoy.

La emoción de Esteban Bullrich cuando su hija Margarita se presentó en “La Voz Argentina”.

-¿Qué aprendieron como familia en todo este tiempo?

-A vivir el ahora. No tenemos ni idea de lo que va a pasar mañana con ninguno de nosotros. A veces pensamos mucho en el pasado, en el futuro… Vivimos acelerados. Ahora pienso en qué estoy haciendo para vivir el presente. Esta enfermedad de papá nos enseñó mucho eso.

-¿En qué cambió la relación con tu papá en todo este tiempo?

-La dinámica cambia porque ya no puede hacer algunas cosas, pero es el mismo Esteban que conocíamos. Todos hacemos lo posible para estar el mayor tiempo posible con él. La relación es la misma, pero hay cosas prácticas que cambian por tener la movilidad reducida. Lo admiro muchísimo, él no tiene miedo de decir lo que piensa. Es muy inspirador en el día a día, da todo para que tengamos un país mejor para nosotros y todos los que vengan. Me dan ganas de escucharlo todo el día. Dios es una gran guía y motor en nuestras vidas. Un honor y una suerte ser católicos. Sin la fe nos hubiese costado mucho más.

-Estudias ciencias del comportamiento, ¿de qué se trata?

-Se estudia por qué la gente se comparta de cuál o tal manera. Mezcla lo humano con lo analítico. Psicología, sociología y ciencias. Me encanta, estoy súper entusiasmada. Conocí la carrera en el colegio y me interesó un montón.

-¿Cómo te ves a futuro?

-Papá siempre dice la frase de San Agustín que dice “Planifica como si fueses a vivir 100 años y vive como si fueses a morir mañana”. Entonces mi planificación está en proceso. Soy muy chica. Quiero seguir trabajando en la música, aprendiendo. Si esto del canto aparece como para hacer algo que a una persona le mueva algo en su vida, yo con eso ya estoy feliz.

-Estás arrancando con muy buenas críticas…

-Esa audición fue una prueba para mí misma de decir soy capaz para hacer algo con esto que Dios me regaló. Estoy orgullosa de lo que fui y muy agradecida con Dios y toda la gente que formó parte. Quiero seguir aprendiendo de las cosas más chiquitas. Dios proveerá.

Leave a Reply

Copyright Politica Brutal © All rights reserved. | ChromeNews by AF themes.