El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, continúa empecinado en su raid de polémicos gastos a pesar de la grave crisis económica por la que atraviesa su gestión.

Se trata de la licitación pública Nro. 3/22, a través de la cual las subsecretarías de Deporte y de Organización Comunitaria de la provincia de Buenos Aires, ambas dependientes del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, gastarán al menos 87 millones de pesos en una nueva forma de publicitar la gestión.

Para la misma, la gestión de Kicillof y Larroque presupuestó un monto llamativo, compuesto de más de 87 millones de pesos, que serán gastados en remeras de manga corta, de manga larga, indumentaria para práctica deportiva, camisas, pantalones, y calzado, entre otros productos.

La misma caerá en la órbita de los llamados Juegos Bonaerenses, cuyas finales serán llevadas a cabo en los próximos meses y tendrán sedes en varias localidades de la provincia de Buenos Aires.

Según las últimas estimaciones que se tejen puertas adentro del Instituto Patria, la lucha por la presidencia para las elecciones del 2023 ya estaría siendo dada por perdida, y la esperanza radica en contener a la provincia de Buenos Aires. En este sentido, aunque con cuestionables probabilidades, la gestión de Kicillof pareciera estar dispuesta a poner toda la carne al asador en materia de marketing.

Leave a Reply