“Es una de las últimas estrellas de cine que quedan en la pantalla grande”, remarcó quien dirigió a Pitt en Bastardos sin gloria y Érase una vez en Hollywood.

Mientras promocionaba su nueva película, Brad Pitt hizo un anuncio impactante cuando afirmó que los próximos seis meses podrían ser los últimos como actor. De confirmarse, pondría fin a una importantísima carrera de 35 años en la pantalla grande de Hollywood.

El actor de 58 años lanzó la bomba durante una entrevista con lo revista GQ para promocionar Bullet Train, su nueva película de acción. “Considero que estoy en mi último tramo. Este semestre o trimestre”, lanzó. Acto seguido, reflexionó sobre cómo será su vida luego de retirarse de la actuación. “¿Cómo será esta parte? ¿Cómo voy a diseñarla?”, se preguntó de manera retórica.

Brad Pitt dijo que está en su último tramo como actor, por lo que su carrera terminaría este año.

El ganador dos Oscars piensa en una vida fuera de la pantalla, pero no descartó seguir vinculado al cine a través de la producción: “Soy una de esas criaturas que habla a través del arte… Eso quiero hacer siempre. Si no estoy haciendo, me estoy muriendo de alguna manera”.

Quentin Tarantino fue uno de los primeros en reaccionar a los dichos del actor. “Es una de las últimas estrellas de cine que quedan en la pantalla grande”, remarcó quien dirigió a Pitt en Bastardos sin gloria y Érase una vez en Hollywood. “Es una raza diferente de hombre. Y, francamente, no creo que puedas describir exactamente qué es eso, porque es como describir el brillo de las estrellas”, manifestó el cineasta.

Una entrevista introspectiva

En la entrevista, Pitt también habló de su pasado y se refirió a dos vicios que dejó del lado: el tabaco y el alcohol. De hecho, fue a Alcohólicos Anónimos: “Era un grupo de hombres geniales, que era realmente privado, por lo que era seguro. Había visto cosas de otras personas que habían sido grabadas mientras escupían sus entrañas, algo que simplemente es atroz para mí”.

Por otra parte, el cigarrillo pudo dejarlo durante el encierro por la pandemia de coronavirus. “Estoy en esa edad en la que nada bueno sale de eso. No tengo la capacidad de fumar uno o dos por día”, dijo, y agregó: “Perdí mis privilegios”.

También se refirió a una etapa de su vida en la que sufrió una depresión leve: “La alegría ha sido algo que he descubierto más tarde en la vida. Siempre me dejaba llevar por la corriente, iba por el mundo un poco sin rumbo, pasaba de una cosa a otra. Creo que durante algunos años sufrí una depresión leve, y hasta que no la he superado, hasta que no me he aceptado totalmente, con lo bonito y con lo feo, no he podido sentir esos momentos de alegría”.

En esta línea, contó que empezó un proceso de análisis de sus sueños y dijo que “en la superficie tenían que ver con mis miedos, con no creerme a salvo y con sentirme completamente solo” pero también agregó que “en lo más profundo” cree que se refieren a “necesidades reprimidas aspectos de mi mismo que no pudieron florecer en la infancia, como expresar una rabia sana, desarrollar una individualidad y, sobre todo, una voz”.

Leave a Reply