A la altura de Daireaux se topó con un corte, una protesta por la falta de gasoil. Lo cierto es que entre 5 y 8 kilómetros después perdió el control y su vehículo cayó al costado de la ruta. La muerte fue informada por un amigo camionero, con el que Jara había hablado minutos antes de que lo atacaran con piedras por intentar evadir un corte de ruta. Al menos tres personas, que serían las personas detenidas, lo persiguieron en un auto entre 5 y 8 kilómetros, según consta en el expediente. Fue ahí que continuaron con las piedras y una de ellas, que atravesó el parabrisas, le provocó un traumatismo de cráneo que lo mató.

Cuando Guillermo Jara (45) salió de su casa este lunes por la mañana, llevaba la preocupación a cuestas. “Estaba cansado” de no conseguir combustible, pero igual emprendió viaje a Río Negro en un camión de la empresa Transporte Segovia.

A la altura de Daireaux se topó con un corte, una protesta por la falta de gasoil. Tras esperar más de una hora, decidió esquivarla. No está claro por qué ni cómo escaló la violencia. Lo cierto es que entre 5 y 8 kilómetros después perdió el control y su vehículo cayó al costado de la ruta.

Ya estaba muerto: una piedra había arrasado con el parabrisas de su camión y con su vida.

La secuencia todavía está en plena investigación. El fiscal Fabio Arcomano, de la UFI de Trenque Lauquen, detuvo a tres personas, Darío Javier Martín (46), Federico Javier Fernández (34) y Fabián Paredes (44).

Si bien todavía no dio información sobre el resultado preliminar de la autopsia, confirmó a Clarín que investiga un homicidio. Jara murió producto de una pedrada en la cabeza.

Por eso, las tres personas señaladas como responsables de la agresión fueron detenidas y Arcomano tiene 48 horas para resolver si los imputa e indaga.

La víctima

Guillermo Jara era fanático de Boca, padre de dos hijos, Cecilia (19) y Alexis (14), un chico con discapacidad que supo este mismo lunes por la noche que su papá había muerto. Hacía dos años que Jara estaba distanciado de su pareja, Irma Juárez, pero sostenían el vínculo.

“Yo lo conozco desde que tenía 13 años, de toda la vida. De chico manejaba el tractor y soñaba con manejar un camión. Era su pasión esa. Él siempre decía que se iba a morir detrás de los fierros, manejando un camión, pero nunca pensamos que tan pronto ni de esta manera”, le dijo Irma a Clarín.

Tenía nueve hermanos, pero Miguel y Fernanda fueron los encargados de viajar para poder buscar el cuerpo de su familiar y despedirlo en General Rodríguez, donde está toda su familia.

La muerte fue informada por un amigo camionero, con el que Jara había hablado minutos antes de que lo atacaran con piedras por intentar evadir un corte de ruta. “Hablamos recién”, le repetía a su familia.

Estaban coordinando una cena con otros compañeros camioneros pasando el corte de la ruta 65. “Era algo que hacían siempre, compartir con sus amigos en el camino. No puedo creer tanta maldad”, reconstruyó Irma, todavía incrédula.

“Él era un buen padre, un gran amigo, una gran persona. No creo que haya reaccionado mal ni creo que haya estado armado como decían”, cuestionó la mujer, que pedía “justicia” por el padre de su hijo.

El ataque

Este lunes por la tarde, Jara quedó detenido en medio de la ruta provincial 65 cuando un grupo de manifestantes protestaba por la falta de gasoil que afecta a transportistas de todo el país.

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos, Jara intentó evadir el piquete y tuvo un intercambio con quienes interrumpían el tránsito. “No fue una golpiza, pero sí hubo un altercado. Intentaron bajarlo del camión, forcejearon”, describió un investigador con acceso al expediente.

Lo cierto es que Jara llegó a subirse al camión y aceleró. Fue ahí que empezaron las pedradas. Al menos tres personas, que serían las personas detenidas, lo persiguieron en un auto entre 5 y 8 kilómetros, según consta en el expediente.

Fue ahí que continuaron con las piedras y una de ellas, que atravesó el parabrisas, le provocó un traumatismo de cráneo que lo mató. El conductor perdió el conocimiento y volcó al costado del camino.

Medida de fuerza

“Vista la falta de respuesta de las autoridades competentes a nuestros reclamos, la mesa coordinadora resuelve profundizar las medidas de fuerza y cortes en los distintos puertos y rutas a nivel nacional”, indicaron en un comunicado conjunto el Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP), Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), la Unión Nacional de Transportistas y Afines de la República Argentina (Untra) y Autoconvocados Unidos, las entidades que llevan adelante el paro.

Además de un corte en 9 de Julio, confirmaron protestas en Bahía Blanca, Quequén, Pigüé, Tres Arroyos, Dolores, Lobería, Coronel Suárez, Tandil, Balcarce, Oriente, Darregueira, Sáenz Peña y San Nicolás.

También, en Entre Ríos: Concordia, La Paz y Gualeguaychú. Y todos los puertos de Rosario, la Ruta 11, Santa Fe (Timbúes y Rufino), Chaco (Charata, Las Breñas, San Lorenzo Norte, Nelson y Esperanza), Santiago del Estero (Quimili), Salta (Las Lajitas), Córdoba ( Río Primero, Sinsacate, Obispo Trejo, Río Cuarto y Jesús María), Corrientes (Mercedes), Neuquén y Río Negro.

GL – EMJ

Leave a Reply